elnuevodiario.com.ni
  •   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Fuertes tornados que azotan el centro y sureste de Estados Unidos dejaron al menos 19 muertos en dos días, con dos fallecidos el lunes en Alabama, mientras que el presidente Barack Obama prometió ayuda federal para zonas afectadas.

El departamento de gestión de emergencias de Arkansas rectificó su cifra inicial de 15 muertos y anunció 14 víctimas morales debido al paso de los tornados, en tanto se reportan otras dos muertes en el estado de Oklahoma y medios de prensa informan de otra víctima mortal en Iowa.

Los servicios meteorológicos anunciaron la llegada de otros tornados de fuerte intensidad a los estados de Texas, Lousiana, Tennessee y Mississippi.

Equipos de emergencia peinaban los escombros en algunos de los sitios más golpeados en busca de sobrevivientes mientras los pronósticos meteorológicos advertían de la formación de nuevos tornados en los próximos días.

"Ahora todo es un caos", dijo James Firestone, alcalde de la localidad de Vilonia, en Arkansas, a la cadena CNN.

El centro de esa ciudad "parece como si hubiera sido completamente nivelado. Hay unos pocos edificios parcialmente en pie, las cañerías de gas con grandes pérdidas. (...) Hemos tenido víctimas", agregó.

Firestone dijo que la policía y los bomberos de las ciudades cercanas así como efectivos de la Guardia Nacional se dirigían a la localidad de Vilonia para colaborar en las tareas de socorro.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien se encuentra en Filipinas, transmitió sus condolencias a las familias de las víctimas. "Quiero que todo el mundo sepa que el país está presente para brindar ayuda a enfrentar la situación y a reconstruir durante el tiempo que haga falta", dijo desde Manila.

Imágenes de los daños emitidas por la estación de televisión de Arkansas THV11 mostraban autos volcados, casas partidas en dos y otras reducidas a escombros.

Los tornados devastaron además gran parte de la localidad de Mayflower, una comuna de 2.300 habitantes al noroeste de Little Rock, la capital del estado de Arkansas.

La autopista 40, uno de los grandes ejes de ruta este-oeste de Estados Unidos, fue cerrada en la región de Mayflower debido a los numerosos escombros y vehículos volcados que entorpecen el tránsito en esa vía.

Unos 15.000 hogares se encuentran sin electricidad luego del paso de los tornados.

"Una noche terrible"

"Ha sido una noche realmente terrible para muchas familias, vecindarios y comunidades, pero los ciudadanos de Arkansas siempre se ayudan unos a otros a recuperarse", escribió en la red Twitter el gobernador del estado, Mike Beebe.

La magnitud de los daños recién podrá ser evaluada tras la salida del sol.

En Oklahoma, un potente tornado azotó al poblado de Quapaw.

"Hubo varios hogares y edificios dañados y algunos destruidos", dijo a la AFP Kali Cain, de la Agencia de Gestión de Emergencias de Oklahoma.

Cain citó a funcionarios de emergencia según los cuales una estación de bomberos resultó destruida y que había daños en la parte norte del poblado.

En el vecino estado de Kansas, las autoridades dieron cuenta de decenas de viviendas destruidas, pero sin reportar víctimas por el momento.

En Iowa, un tornado acompañado de intensas precipitaciones azotó especialmente la ciudad de Oskaloosa, donde numerosas viviendas han sido destruidas o dañadas seriamente.

Estados Unidos es el país que sufre la mayor cantidad de tornados en el mundo, con una media de 1.200 por año. Los estados situados en grandes praderas como Texas, Oklahoma o Kansas, son los más vulnerables a este tipo de desastre.