•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AP

El gobierno español deportó el sábado a Egipto a uno de los hijos del líder terrorista Osama bin Laden apenas unas horas después de haber rechazado de forma definitiva su petición de recibir asilo político en España.

Las abogadas de Omar Osama bin Laden, Bianca Sharma y Karen Parra Alonso, explicaron a The Associated Press que las autoridades judiciales no aceptaron el último recurso planteado.

"Hemos estado luchando hasta el último momento. Hemos agotado todas las vías legales, pero no ha sido posible", dijo Sharma en una conversación telefónica.

Bin Laden, de 27 años, embarcó junto con su mujer, Jane Felix-Browne, de nacionalidad británica, en un vuelo comercial con destino a Egipto.

"Se ha denegado el asilo por motivos políticos. No tiene a dónde ir, no puede ir a ningún país. Su vida corre peligro", precisó.

Hasta el último momento, las dos abogadas intentaron que su defendido pudiera elegir el país al que ser expulsado, aunque finalmente, explicaron, no fue posible.

Bin Laden —uno de los 19 hijos del máximo responsable de al-Qaida— aterrizó el pasado lunes por la noche en España e inmediatamente solicitó asilo político, argumentando que su vida corría peligro. Desde ese momento, permaneció custodiado en el área de tránsito del aeropuerto madrileño de Barajas.

El pasado miércoles, el Ministerio del Interior denegó su petición en primera instancia, porque no cumplía los requisitos necesarios para poder entrar España.

Además, el Ministerio reveló que el informe preceptivo que debe elaborar en estos casos el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) también fue contrario a la concesión del asilo.

A pesar de ello, Bin Laden agotó todas sus opciones con un último recurso, contemplado en la legislación, que fue finalmente rechazado a última hora del viernes.

Omar Osama bin Laden saltó el año pasado a las portadas de todos los tabloides británicos al anunciar su boda con una ciudadana británica de 52 años, Jane Felix-Browne.

Los dos han vivido durante este tiempo en El Cairo. El joven Bin Laden no ha renegado de su padre, pero siempre ha manifestado su intención de convertirse en un "embajador para la paz" entre occidente y el mundo islámico.