AP
  •   Indonesia  |
  •  |
  •  |
  • AP

Tres milicianos indonesios fueron ejecutados por su participación en los atentados con bomba que mataron a 202 personas, muchas de ellas extranjeros, en Bali en 2002, informaron el domingo medios locales y familiares de los condenados.

Imam Samudra, Amrozi Nurhasyim y Ali Ghufron fueron fusilados a las 23.20 (1620 GMT) a varios kilómetros (millas) de distancia de su prisión de alta seguridad en la isla de Nusakambangan, dijo la agencia oficial de noticias Antara, que citó a funcionarios no identificados.

La televisora TVOne y el sitio noticioso de internet Detik.com presentaron informes similares sobre los hechos y uno de los familiares de los ejecutados dijo a The Associated Press que la familia recibió una notificación oficial de sus muertes. Se negó a ser identificado.

Los tres hombres se contaban entre un grupo de más de 30 condenados por los atentados contra dos centros nocturnos del 12 de octubre de 2002 que pusieron a Indonesia en la primera fila de la guerra contra el terrorismo. Jamás expresaron remordimientos e incluso se mofaron de familiares de las víctimas durante los juicios hace cinco años.

Los ataques suicidas, supuestamente patrocinados por la red terrorista al-Qaida, fueron realizados por miembros y socios de Jemaah Islamiyah, un grupo militante del sureste de Asia al que se considera culpable de al menos oros tres atentados de ese tipo en Indonesia.

El ataque del 2002, sin embargo, ha sido el más cruento hasta ahora.

Uno de los atacantes ingresó en el centro nocturno Paddy's la noche del sábado, activando una bomba sujeta a su pecho. Minutos después, un automóvil bomba estalló ante el cercano Sari Club.

La lista de muertos incluye a 88 australianos, 28 británicos y ocho estadounidenses, la mayor parte personas que huían luego de la primera explosión.