elnuevodiario.com.ni
  •   Bangkok  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Vietnam acusó hoy a embarcaciones chinas de embestir deliberadamente a dos barcos vietnamitas, de disparar cañones de agua y herir a seis nacionales en un incidente ocurrido el pasado fin de semana en aguas próximas al archipiélago de Paracel, cuya soberanía reclaman ambos países.

El subdirector del servicio guardacostas vietnamita, Ngo Ngoc Thu, denunció en una rueda de prensa en Hanoi que las embarcaciones chinas, unas 80, entre ellas siete buques militares, causaron "numerosos daños" a los barcos vietnamitas, según el medio vietnamita Tuoi Tre News.

El altercado estuvo relacionado con la colocación de una plataforma petrolífera de la compañía estatal china CNOOC en aguas que Vietnam considera territoriales suyas.

El almirante Thu indicó que al menos ocho barcos vietnamitas fueron embestidos, empujados o agredidos con cañones de agua, lo que causó seis heridos y daños materiales.

Las autoridades vietnamitas han conminado a China a retirar la plataforma petrolífera y las embarcaciones, antes de sentarse a negociar un arreglo.

Por su parte, el Gobierno de China reclamó hoy al de Vietnam que "deje de emprender acciones que perturben y violen la soberanía china".

"Las actividades de perforación de esa plataforma se producen en aguas territoriales de China", insistió la portavoz de Asuntos Exteriores china Hua Chunying en rueda de prensa.

Este incidente se produce al mismo tiempo que Filipinas ha detenido un pesquero chino con once marineros por faenar ilegalmente en aguas territoriales, lo que ha provocado una fuerte reacción de Pekín.

Según Filipinas, el pesquero chino había capturado 500 tortugas, algunas de ellas especies protegidas por la ley filipina.

No obstante, la citada portavoz de Exteriores chino exigió, también hoy, la liberación de los detenidos y reclamó "explicaciones racionales" sobre lo sucedido en el Mar de China Meridional.

La funcionaria apuntó que tienen derechos "indiscutibles" de soberanía sobre las islas Spratly (que ellos denominan Nansha), incluido el Banco de la Media Luna, un caladero habitual de pesca para los buques chinos.

Brunei, China, Filipinas, Malasia, Taiwán y Vietnam se disputan total o parcialmente las Spratly, un extenso archipiélago rico en recursos marinos y energéticos.