•   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una joven cirujana protesta ante un hospital con una pancarta que reclama: “¡No solo las balas matan, la falta de medicinas también!”. Pese a su juventud, la doctora ya se ve hastiada de la falta de insumos médicos que alcanzó un insólito 50% en marzo, según cifras oficiales.

En Venezuela, cada día son asesinadas 65 personas, de acuerdo con organizaciones no gubernamentales. Pero la falta de medicinas e insumos que, por ejemplo, esta semana pusieron en riesgo de muerte a nueve niños en un hospital caraqueño por falta de líneas para diálisis, es otra amenaza para una población indefensa.

“No hay gasas, no hay guantes ni analgésicos, ni antibióticos y antisépticos. No hay cepillos quirúrgicos, ni drenajes”, enumera la médica de 30 años, quien pide hablar bajo condición de anonimato para conservar su puesto en el Hospital Periférico de Coche, de Caracas.

Solo 5% de insumos

El presidente de la Federación Médica Venezolana, Douglas León Natera, calcula que 95% de los hospitales tienen solo 5% de los insumos. “El Gobierno no se ha ocupado de dotar los hospitales de insumos y medicinas”, declaró a la AFP, mientras protestaba junto a otros colegas en una plaza del centro de Caracas.

Eso ha hecho que, por ejemplo, Adriana Campos tuviese que comprar en una farmacia las gasas y el colirio para tratar las lesiones del ojo derecho de su esposo que se produjo tras un accidente o que a Carlos González se le retrasara una operación por la falta de un drenaje quirúrgico.

El psiquiatra y presidente del Colegio de Médicos de Caracas, Fernando Bianco, un “revolucionario” confeso, asegura a la AFP que la crisis hospitalaria actual es la misma de hace treinta o veinte años y también “la misma que encontró la revolución” chavista.

“Tienes que tener un programa de salud pública claro. Mientras el Ministerio de Salud haga lo que quiera, el IVSS haga lo que quiera, los militares, las empresas básicas (...) hagan lo que quieran, seguirás teniendo el desastre de hospitales que tienes”, agrega.

Fuerte endeudamiento

Las clínicas privadas carecen de medicamentos debido a la deuda de más de 4,000 millones de dólares que el Gobierno tiene con los importadores de fármacos, equipos e insumos médico-quirúrgicos.

En el último año, al tiempo que las reservas se derrumbaban de 30 mil millones a 20 mil millones de dólares, los pagos se retrasaron, las deudas crecieron, se cortaron las líneas de crédito externa y la escasez explotó.

 

"La crisis hospitalaria actual es la misma de hace treinta o veinte años atrás y también la misma que encontró la revolución chavista".

FERNANDO BIANCO

PRESIDENTE DEL COLEGIO DE MÉDICOS DE CARACAS.