Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Milicianos de la región separatista georgiana prorrusa de Osetia del Sur tomaron el control del pueblo georgiano de Perevi, hasta ahora en manos de los militares rusos, y ello puede provocar la huida de cientos de habitantes, señalaron el sábado los responsables de Tiflis.

Perevi es un municipio de unos 1,100 habitantes situado en la zona adyacente al oeste de Osetia del Sur, y que estuvo bajo control ruso desde la guerra ruso-georgiana de principios de agosto.

“Hoy los militares rusos se retiraron de Perevi y unos cincuenta milicianos armados de Osetia del Sur entraron en el pueblo”, declaró a la AFP un portavoz del ministerio georgiano de Relaciones Exteriores, Jatuna Iosava.

Tras la entrada de los milicianos no se recibió información alguna sobre actos de violencia, añadió por su parte el portavoz del ministerio georgiano del Interior, Chota Utiachvili, al precisar que las autoridades de Tiflis temen la huida de los lugareños.

“La población georgiana está amenazada y esperamos un éxodo masivo durante la noche” del sábado al domingo, añadió.