elnuevodiario.com.ni
  •   Brasilia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Perú decidió suspender durante 180 días sus compras de carne brasileña debido a la sospecha de un caso del mal de las "vacas locas", según informó hoy el Ministerio de Agricultura de Brasil.

Fuentes de ese despacho dijeron que una misión técnica brasileña se desplazará la semana próxima a Lima para ofrecer "explicaciones" sobre el asunto, que aún está bajo investigación.

Hace quince días, el Gobierno brasileño confirmó la sospecha de que un animal de 12 años, sacrificado días antes, pudiera haber sufrido de Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB), conocido como el "mal de las vacas locas".

No obstante, el Gobierno aclaró que la sospecha recayó sobre un único animal que había sido alimentado exclusivamente con pasto y sales minerales, sin piensos, en una hacienda del estado de Mato Grosso dedicada a la cría de ganado en grandes extensiones.

Según las autoridades brasileñas, se trataría de un caso atípico de "vacas locas", lo cual confían que será demostrado en análisis que se realizarán en el laboratorio de referencia internacional de la Organización Mundial de Salud Animal (OIE), al que han sido enviadas las necesarias muestras.

El Ministerio de Agricultura afirmó que la carne del animal sospechoso no fue destinada al mercado para consumo humano o animal y que el material de riesgo fue incinerado.

También recordó que la OIE mantuvo en mayo del año pasado el estatus de Brasil, el mayor productor y exportador mundial de carne bovina, como país de "riesgo insignificante" para el mal de "vacas locas" pese a la confirmación de un caso atípico de esa enfermedad en diciembre de 2012.

En esa época, 17 países suspendieron sus importaciones de carne bovina de Brasil, pero las reanudaron luego de que la OIE confirmara que el caso era atípico y no configuraba un riesgo para la salud.

En esta ocasión, Perú ha sido el primer país en decidir suspender sus compras de carne brasileña frente a esta nueva sospecha.