elnuevodiario.com.ni
  •   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Casi 6.000 niñas guatemaltecas, entre 10 y 14 años, resultaron embarazadas durante 2013 y lo que va de 2014, alertaron este jueves representantes del no gubernamental Observatorio en Salud Reproductiva de Guatemala.

La entidad guatemalteca, que cuenta con apoyo de Naciones Unidas, señaló en un estudio que entre enero y abril pasados 1.499 niñas en ese rango de edad fueron reportadas con embarazo precoz por el Ministerio de Salud, mientras que en 2013 la cifra acumulada cerró en 4.354.

Los delegados del Observatorio explicaron que en el 90% de los casos las menores fueron víctima de violación por un familiar, principalmente por los padres.

En muchos de los casos "es el papá el que está haciendo uso sexual violando a su hija permanentemente, porque no es solo una vez, sino cada ciertos días que se le antoje", declaró en conferencia de prensa Elizabeth Lemus, coordinadora departamental del Observatorio.

La organización también dio a conocer que los embarazos en adolescentes entre 15 y 19 años durante el primer cuatrimestre de 2014 ascienden a 18.515 casos.

La activista agregó que aunque estos casos se producen en todos los estratos sociales, la mayoría de reportes resaltan en las comunidades indígenas sumidas en la pobreza.

Marginación

De acuerdo con estimaciones oficiales, la población nativa de Guatemala representa el 40% de los 15 millones de habitantes e históricamente ha estado marginada, con una incidencia de pobreza que alcanza el 80% en algunas comunidades.

El informe detalló que si una madre tiene menos de 18 años, el riesgo que el bebé muera durante su primer año de vida es un 60% mayor que en el caso de un niño nacido de una mujer mayor de 19 años.

"Si el niño o niña sobrevive, él o ella tendrá mayores probabilidades de sufrir bajo peso al nacer, desnutrición y desarrollo físico y cognitivo tardío", puntualizó la investigación.

El estudio recomendó a las autoridades guatemaltecas implementar programas de educación sexual en los centros educativos del país y difundir en los medios de comunicación, como la radio, mensajes para que las menores conozcan los pasos para denunciar casos de violación.