• Nigeria |
  • |
  • |
  • EFE y AFP

Líderes políticos, activistas y celebridades de todo el mundo se movilizaron ayer para exigir la liberación de las más de 200 niñas secuestradas en Nigeria, donde esperan que la ayuda internacional prometida llegue pronto para rescatar a las menores retenidas por la secta radical islámica Boko Haram.

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, afirmó ayer que atentar contra niños y escuelas, como ha hecho el grupo armado, “va contra el derecho internacional y no puede justificarse bajo ninguna circunstancia”.

Todavía se desconoce el paradero de las más de 200 niñas secuestradas el pasado 14 de abril en una escuela de Chibok, en el estado septentrional de Borno, y de otras 11 menores raptadas el pasado domingo en la misma zona.

Amenazas

Boko Haram —que ha reivindicado el primer secuestro, aunque se le atribuye también el segundo— ha amenazado públicamente con esclavizar y vender a las niñas que, en su opinión, nunca tendrían que haber estado en un colegio.

Ante ese desafío, países como Estados Unidos, China, Francia, el Reino Unido y Canadá ya han ofrecido ayuda a Nigeria con el fin de participar en la operación para liberar a las menores.

El presidente

Esta ayuda, que el presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, ha agradecido y aceptado, incluye aviones no tripulados, satélites, equipos militares y grupos de expertos que asesoren a las autoridades nigerianas en la búsqueda de las niñas.

Jonathan declaró ayer que el secuestro de las niñas marcará el inicio del fin del terrorismo en Nigeria, donde Boko Haram lucha por imponer un Estado islámico en un país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiano en el sur.

“Creo que el secuestro de estas niñas será el principio del fin del terrorismo en Nigeria”, afirmó Jonathan en el Foro Económico Mundial de África, que se celebra desde ayer en Abuya, la capital administrativa del país.

El presidente agradeció a los “líderes mundiales” que asistieran al Foro “en un momento en el que nuestro país afronta ataques terroristas”.

“Si ustedes se hubieran negado a venir, los terroristas lo habrían celebrado y habrían provocado más caos”, agregó el mandatario, que el pasado fin de semana admitió desconocer el paradero de las niñas.

"Si nos mantenemos en silencio, entonces esto se extenderá y acabará pasando más y más veces".

Malala Yousafzai,

defensora de los derechos humanos.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, opinó que el secuestro masivo “puede ser el suceso que ayude” a hacer algo pronto contra Boko Haram.