elnuevodiario.com.ni
  •   Ho Chi Minh, Vietnam  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La violencia en las protestas antichinas en Vietnam, con cifras provisionales de un muerto y 90 heridos, amenaza con agravar el conflicto diplomático causado por las disputas de soberanía en el Mar de China Meridional.

El embajador de Taiwán en Vietnam, Huang Chih-peng, indicó que el fallecido, de nacionalidad china, murió durante unas protestas en un complejo siderúrgico taiwanés en la provincia de Ha Tinh, en el centro del país, que comenzaron el miércoles y continuaron hasta la madrugada del jueves.

Por las redes sociales y algunos blogs circulan fotografías de cuerpos tendidos en el suelo después de los disturbios, pero tanto las autoridades vietnamitas como la prensa local, controlada por el Estado, han evitado dar cifras oficiales de heridos o fallecidos.

El Gobierno chino reaccionó ante los incidentes acusando a las autoridades de Hanoi de ser las responsables.

"Los graves saqueos e incendios contra compañías chinas en Vietnam cuentan con la connivencia del Gobierno vietnamita hacia algunas fuerzas antichinas y criminales", dijo en rueda de prensa la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying.

La portavoz urgió a Vietnam a "asumir su responsabilidad, realizar una investigación, castigar seriamente a los criminales y dar compensaciones a los ciudadanos y compañías chinas", mientras afirmó que Pekín aún investiga cuántas víctimas y damnificados hay por las protestas.

Según la agencia de noticias china Xinhua, al menos diez ciudadanos chinos residentes en esa provincia están desaparecidos mientras que otros 55 trabajadores resultaron heridos.

La violencia ha afectado por igual a fábricas chinas y taiwanesas, ya que los manifestantes han atacado a empresas con caracteres chinos sin distinguir la nacionalidad.

Taipei comenzó este jueves con la evacuación de miles de sus ciudadanos, muchos de los cuales se encuentran refugiados bajo protección policial y sin acceso a sus hogares y documentos necesarios para viajar.

Los disturbios también han provocado la huida de cientos de turistas y empresarios chinos que han cruzado la frontera hacia Camboya, según el portal "The Cambodia Herald".