elnuevodiario.com.ni
  •   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El humanitario Grupo de Apoyo Mutuo, creado para buscar desaparecidos del conflicto armado en Guatemala, rechazó este jueves una resolución aprobada por el Congreso que niega que se haya cometido genocidio durante la guerra.

"El Congreso y específicamente el diputado que propuso este punto resolutivo se excedió en sus funciones (...). Aquí el Congreso actuó de manera irresponsable", declaró en rueda de prensa Mario Polanco, director de la entidad humanitaria.

A petición de un diputado afín al exdictador Efraín Ríos Montt, con un proceso abierto por genocidio, el Congreso aprobó el martes una resolución sin efecto legal en la que insta a la reconciliación y la paz tras casi dos décadas del fin de la guerra que sufrió Guatemala.

La resolución incluyó una sección en la que sostiene que es "jurídicamente inviable" que se diera la existencia en Guatemala "de un genocidio durante el enfrentamiento armado" entre 1960 y 1996.

"Creo que es importante que se haga un llamado a la reconciliación, pero no debe llamarse a olvidar el pasado, debe llamarse a que los casos del pasado no queden el olvido, en el olvido judicial especialmente", agregó Polanco.

La resolución del Congreso ha desatado una polémica en Guatemala, con activistas de derechos humanos que afirman que el pronunciamiento es un intento para evitar que el exdictador de 87 años sea juzgado por ese delito de lesa humanidad.

Condenado

Ríos Montt fue condenado por un tribunal nacional el 10 de mayo de 2013 a 80 años de prisión por la matanza de 1.771 indígenas mayas-ixiles en el norte del país durante su régimen de facto (1982-1983), uno de los episodios más sangrientos de la guerra, que dejó unos 200.000 muertos y desaparecidos, según un informe de la ONU.

La condena fue anulada diez días después por la Corte de Constitucionalidad, máxima instancia judicial de Guatemala, alegando errores procesales y luego ordenó un nuevo juicio, que debe comenzar el 5 de enero de 2015.