•   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Ecuador declaró el jueves "emergencia ambiental" en las islas Galápagos, Patrimonio Natural de la Humanidad, a raíz de un barco de carga con productos contaminantes que encalló hace una semana.

La medida, que permitirá liberar recursos para retirar la nave, busca mitigar el impacto ante "el posible daño ambiental que podría desencadenar el siniestro", señaló la Dirección Nacional de Parque Galápagos (DNPG).

Por pedido de las autoridades de Galápagos, la ministra del Ambiente, Lorena Tapia, dictó la emergencia para la reserva marina del archipiélago, específicamente en el "área afectada por el varamiento y posible naufragio del buque de carga 'Galapaface I'", agregó el organismo en un comunicado.

La embarcación, de bandera ecuatoriana, encalló el 9 de mayo frente a Puerto Baquerizo Moreno, en la isla San Cristóbal.

Las autoridades ya retiraron el combustible del barco, unos 19.000 galones de diesel (casi 72.000 litros) y 300 galones de lubricantes.

Empero, en las bodegas herméticas permanecen productos contaminantes de limpieza de hogar y barriles con aceite lubricante que están sellados.

Este miércoles, el director de Ecosistemas de la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG), Víctor Carrión, había declarado a la AFP que descubrieron fisuras en el casco del barco.

En 2001, el buque "Jessica", de bandera ecuatoriana y que transportaba combustible, encalló frente al mismo Puerto Baquerizo Moreno y generó un grave problema ambiental que afectó a varias especies.