elnuevodiario.com.ni
  •   Washintong, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Jeb Magruder, subdirector de la campaña de reelección del presidente Richard Nixon en 1972 y encarcelado por el escándalo "Watergate" de espionaje político que costó la Casa Blanca a Nixon, falleció a los 79 años.

Magruder murió el domingo a raíz de complicaciones por un derrame cerebral aunque la noticia de su muerte, divulgada a través de la página web de la empresa de servicios funerarios Hull, del estado de Connecticut, no se dio a conocer hasta hoy.

Su vida política

El exfuncionario estadounidense se sumó a la Administración de Nixon en 1969 como asistente especial del presidente para el desarrollo de políticas domésticas, para más tarde unirse a su campaña de reelección en 1972, en la que se involucró en los esfuerzos para recabar información de sus opositores políticos.

En esa función ayudó a autorizar el allanamiento de la sede nacional del Partido Demócrata en los apartamentos Watergate en Washington, el 17 de junio de 1972, la cual desató el escándalo que llevó a Nixon a dimitir dos años después.

El arresto de los cinco ladrones aquella noche desencadenó una operación para encubrir lo sucedido que Nixon respaldó de forma entusiasta y que lo obligaría a dimitir en agosto de 1974.

Magruder fue una de las 25 personas encarceladas por su papel en el Watergate.

En el año 2003, en un documental divulgado por la cadena pública de televisión PBS, aseguró que Nixon ordenó personalmente el allanamiento de la sede demócrata.

En el programa, coproducido por "The Washington Post" (diario que destapó la trama), Magruder reveló que escuchó al presidente ordenar por teléfono al entonces secretario de Justicia, John Mitchell, que procediera al registro de la sede electoral demócrata.

Hasta el 2003 estaba claro que Nixon, el único presidente en la Historia de Estados Unidos que ha dimitido, estaba al tanto de la trama, pero no hasta el punto de ordenar personalmente robar, rastrear y colocar micrófonos para conocer los pasos electorales de los demócratas.

La versión de Magruder fue muy importante, ya que tenía acceso directo y constante a las principales figuras del escándalo: el secretario de Justicia Mitchell, el consejero presidencial John Dean y el jefe del Gabinete de Nixon, H.R. "Bob" Haldeman.

Varios expertos en el caso, que también hablaron en el documental "Watergate 30 años después. La sombra de la Historia", pusieron en duda la credibilidad de Magruder, que se convirtió en pastor presbiteriano tras pasar siete meses en prisión.

Preguntado por las razones por las que no había hecho antes esa revelación, Magruder dijo que fue porque esperaba evitar la cárcel y obtener el perdón de Nixon, quien falleció en abril de 1994, a los 81 años de edad.