•   San José  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

Los bancos de Costa Rica, públicos y privados, pagarán los sueldos atrasados por el Ministerio de Educación a miles de maestros, que mantienen paralizado el sistema escolar desde hace más de dos semanas, informó ayer el Gobierno de ese país.

La ministra de Educación, Sonia Marta Mora, informó en conferencia de prensa que se llegó a un acuerdo con el sistema bancario nacional, que se hará cargo de hacer efectivo el pago ordinario a varios miles de educadores a partir del jueves.

Unos 70,000 docentes mantienen una huelga desde el 5 de mayo, en demanda de que se cancelen salarios atrasados a unos 13,000 miembros del Magisterio, a raíz de un problema técnico en el sistema de cómputo del Ministerio de Educación (MEP).

El problema le fue heredado al Gobierno del presidente Luis Guillermo Solís --quien asumió las riendas del gobierno el 8 de mayo-- por la anterior Administración de Laura Chinchilla.

Fuerte presión

Los gremios no quisieron aceptar una tregua propuesta por el presidente Solís, y habían aumentado la presión para lograr que se les cancelaran los adeudos.

El mandatario dijo este martes en la misma conferencia en que se anunció la medida, que el movimiento de huelga de los educadores es un ejercicio de legítima movilización social, tras reconocer que hay un déficit de atención a las demandas sociales dejado por anteriores administraciones.

“Hemos estado permanentemente involucrados los sectores gremiales, el Gobierno y el sector financiero”, para encontrar una salida al problema, señaló Solís.

Educadores

Los gremios aún no habían reaccionado públicamente a la solución planteada por el Gobierno, en el sentido de si decretarían el final de la huelga, que afecta a cerca de dos millones de estudiantes.

La ministra de Educación, Sonia Marta Mora, explicó en la conferencia de prensa que el acuerdo con la Asociación Bancaria Costarricense (ABC) incluye un compromiso de los bancos para firmar arreglos de pago con los docentes que se han atrasado en el pago de las cuotas de sus préstamos.

Los bancos, sean públicos o privados, también prometieron que los expedientes crediticios de los educadores no se verán afectados.

 

"Hemos estado permanentemente involucrados los sectores gremiales, el Gobierno y el sector financiero, para encontrar una salida al problema".

Luis Guillermo Solís,

presidente de Costa Rica