elnuevodiario.com.ni
  •   Washintong, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votará el jueves una reforma que prohíbe a la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) recolectar de forma masiva datos personales en el país, pero una enmienda causa indignación de las asociaciones de defensa de la vida privada.

El proyecto de ley "Libertad en EEUU" es la respuesta del Congreso al presidente Barack Obama, quien se ha comprometido a reformar la NSA después de las escandalosas revelaciones de espionaje norteamericano a nivel local e internacional efectuadas por el exconsultor y fugitivo Edward Snowden el año pasado.

Privacidad

La NSA no podría más obligar a las operadoras estadounidenses a liberar de forma continua todos los metadatos (tiempo, duración, número marcado) de las llamadas realizadas en sus redes.

En virtud de la reforma, el FBI y la NSA deben obtener primero una orden individual expedida por la corte secreta dedicada a las escuchas, el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISC), sobre la base de una sospecha "razonable", antes de reclamar declaraciones de un número determinado.

Las condiciones para la obtención de datos que no sean de voz también se hacen más estrictas, pero en menor medida.

Pero después de las conversaciones a puertas cerradas entre líderes de la Cámara y el gobierno, muy pocas líneas técnicas fueron modificadas el martes en comparación con la versión aprobada por unanimidad en comisión el 8 de mayo. La Casa Blanca dijo el miércoles que apoya plenamente la nueva versión.

Una definición fundamental es la de "término específico de selección": en otras palabras, el término que describe el objetivo de la vigilancia. En la versión original, este término debe identificar específicamente "una persona, cuenta o entidad".

Ahora, la definición no es exhaustiva y podría teóricamente según las ONG designar ya sea no sólo una sola persona, sino también a un código postal, o todos los clientes que utilizan el mismo router.

"Nada en esta ley impide al Estado declarar que quiere obtener información sobre los mensajes de correo electrónico de todo el mundo por ejemplo en Salt Lake City", dijo a la AFP Harley Geiger, experto del Centro para la Democracia y la Tecnología .