elnuevodiario.com.ni
  •   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una operación policial llevada a cabo recientemente en 111 países contra el tráfico ilícito de medicamentos en internet se saldó con el decomiso de 9,4 millones de fármacos falsificados o ilegales, cuyo valor habría rondado los 36 millones de dólares (26,2 millones de euros), informó hoy Interpol.

Según un comunicado de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), la operación "Pangea VII", que tuvo lugar entre el 13 y el 20 de mayo, permitió la detención de 237 personas.

En el dispositivo, el mayor efectuado hasta la fecha contra el mercado negro y el tráfico ilegal de medicinas, trabajaron conjuntamente servicios de policía, aduanas, agencias reguladoras y empresas privadas del sector.

Medicamentos contra el cáncer, contra la malaria, el colesterol, la disfunción eréctil o productos nutricionales fueron algunos de los fármacos decomisados en una operación que también se centró en los registros de dominios, los sistemas de pago y los servicios de entrega.

En la operación hubo 1.235 investigaciones y se produjo la retirada de más de 19.000 anuncios de fármacos ilegales en redes sociales, el cierre de 10.600 páginas web y la identificación y el desmantelamiento de tres laboratorios ilegales en Colombia.

Potenciales consecuencias para la salud

El descubrimiento de esas instalaciones, explicó Interpol, hizo que las autoridades colombianas emitieran por primera vez una notificación "morada" en relación con los delitos farmacéuticos, que sirve para solicitar o facilitar información sobre modus operandi, objetivos, dispositivos o métodos de ocultación.

"El único objetivo de las redes de crimen organizado detrás de la venta de esas medicinas falsificadas o ilegales es hacer dinero. No se preocupan de las potenciales consecuencias para la salud de sus acciones", indicó en la nota el secretario general de Interpol, Ronald K. Noble.

Como recordó en un comunicado la Agencia Nacional francesa de Seguridad del Medicamento (ANSM), la compra por internet fuera de los circuitos legales expone a los consumidores a recibir productos cuya calidad no está garantizada y cuya relación entre el beneficio y el riesgo no ha sido analizada.