elnuevodiario.com.ni
  •   Lisboa, Portugal  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las drogas que se consumen en Europa son cada vez más nocivas para la salud según asegura un informe que también alerta de la aparición de nuevas drogas sintéticas y del aumento de las sobredosis en algunos países.

El Observatorio europeo de las drogas y las toxicomanías, OEDT, asegura en su informe anual presentado en Lisboa que más de 80 millones de europeos, un cuarto de la población adulta de la UE, han consumido alguna droga ilícita en algún momento de su vida.

"Se han realizado progresos" en salud pública, pero "no se puede estar satisfecho" porque "han aparecido nuevas amenazas" y ha habido una "preocupante evolución en algunos países", resumió Wolfgang Gotz, director de la OEDT, en conferencia de prensa.

Variedad de drogas circulan en Europa

"Las drogas que detectamos hoy en día son muy variadas y muy diferentes a las que había antes", alertó. "Están apareciendo constantemente nuevas sustancias psicoactivas" de síntesis que no están registradas por las leyes internacionales porque son muy desconocidas. Su objetivo es imitar o sustituir a las que ya están registradas, señala el informe.

El consumo de cocaína o heroína está bajando para dejar paso a una "invasión de drogas sintéticas en un mercado complejo y dinámico", insistió Paul Griffiths, director científico de la OEDT.

Se producen en laboratorios clandestinos en Europa o se importan de China e India y a menudo se venden por internet como "euforizantes legales" (legal highs) o "productos químicos destinados a la investigación" (research medicals).

81 nuevas drogas

El sistema europeo de alerta temprana (EWS, en sus siglas en inglés) ha registrado 81 nuevas drogas en 2013 y está sometido a "una presión cada vez mayor", señala la OEDT. Tiene que vigilar más de 350 sustancias psicoactivas que supuestamente provocan intoxicaciones o muertes. Por ejemplo el MDPV, compuesto principal de la droga llamada "sales de baño", asociada con 99 muertes especialmente en Finlandia y Reino Unido.

Pero con pequeñas concentraciones en sangre tienen efectos muy potentes y a veces ni siquiera se detectan en caso de muerte. Además "con cantidades ínfimas se producen numerosas dosis. Estamos empezando a vislumbrar las consecuencias que tendrá en el futuro esta evolución para la salud pública y el control de las drogas", advirtió Gotz.

Aunque globalmente en Europa ha descendido el número de muertes por drogas (6.100 en 2012 frente a las 6.500 en 2011), algunos países (Estonia, Noruega, Irlanda, Suecia y Finlandia) han experimentado un preocupante aumento de las muertes por sobredosis, según el informe.

Grandes dosis de éxtasis y cannabis

La heroína sigue estado vinculada a muchos casos de sobredosis pero han bajado las muertes por esta droga. Sin embargo, en algunos países ha aumentado la mortalidad relacionada con los opiaceos de síntesis que la sustituyen.

El preocupante uso de la metanfetamina, que hasta ahora se limitaba a la República Checa y a Eslovaquia, parece que se está extendiendo (Alemania, Grecia, Chipre, Letonia y Turquía), con prácticas de consumo de riesgo.

La OEDT también señala una preocupante reaparición del éxtasis en dosis muy fuertes. En 2013 se desmantelaron en Bélgica y Holanda los dos puntos de producción de droga más grandes que se han descubierto en la UE.

Respecto al cannabis, que es la droga más consumida en Europa (2.050 toneladas en 2013), se ha detectado un aumento del principio activo (el THC). Se da tanto en la resina, importada mayoritariamente de Marruecos, como la hierba, que es la dominante en el mercado europeo. Con las nuevas tecnologías se ha extendido la producción local, que está cada vez más vinculada con redes criminales.

También están apareciendo análogos del cannabis que son "extremadamente potentes" y tienen "efectos nocivos muy preocupantes".