elnuevodiario.com.ni
  •   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los negociadores de paz de las FARC declinaron hoy en La Habana valorar los resultados electorales en Colombia, al tiempo que explicaron que el grupo no ha discutido la posibilidad de prorrogar la tregua unilateral que finaliza mañana.

"No nos vamos a referir en estos momentos a los resultados electorales. Cualquier cosa que nosotros digamos puede ser interpretado de diversas formas, por lo tanto no queremos arriesgar opiniones", señaló el número dos de las FARC y jefe de su delegación de paz, "Iván Márquez", alias de Luciano Marín Arango.

Preguntado sobre una posible extensión del alto el fuego unilateral que declaró la guerrilla por las elecciones junto al Ejército de Liberación Nacional, ELN, Márquez indicó que el Estado Mayor Central de las FARC aún no ha debatido internamente ese tema.

Sí destacó que las FARC han cumplido "plenamente" con ese compromiso de alto el fuego: "Podemos dar un parte satisfactorio", manifestó Márquez.

El número dos de las FARC lamentó que en los balances que se hicieron de la jornada electoral "se habló mucho de la eficacia de las Fuerzas Armadas para mantener un clima de paz pero no se refirieron al gran concurso de la insurgencia que resolvió silenciar sus fusiles para que la jornada electoral transcurriera en paz".

En una conferencia de prensa en la capital cubana con motivo del 50 aniversario del nacimiento de las FARC, sus negociadores de paz también eludieron responder al candidato del uribismo y ganador de la primera vuelta de los comicios, Óscar Iván Zuluaga, quien ha anunciado que de ser elegido presidente suspenderá el actual proceso de paz con la guerrilla.

"Nadie sabe si (Zuluaga) será el próximo presidente. No vamos a responder a las insinuaciones de Zuluaga", dijo Iván Márquez, quien cree que el candidato del uribismo "está ensillando antes de traer las bestias. No tiene sentido responder desde La Habana a este caballero".

Para los negociadores de paz de las FARC, lo "más importante" en este momento "es que la paz sea asumida como una política de Estado".

Asimismo, la guerrilla no tiene la percepción de que el actual proceso de paz haya quedado en un "limbo" tras los resultados de los comicios presidenciales en Colombia.

"Dejemos que transcurra el resto que queda de campaña electoral y luego sí con mucho gusto nosotros vamos a fijar una posición", declaró Iván Márquez.