•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El mexicano Manuel Uribe, el hombre que en el 2007 fue considerado el más gordo del mundo por el Guiness World Records, falleció ayer. Este martes, los medios mexicanos informan sobre la decisión de la familia sobre cremar el cuerpo de Uribe.

“Después de un día de documentación y de buscar opciones, los allegados de Manuel Uribe resolvieron el cómo iban a incinerar al mexicano”, reporta Univisión en su portal web.

Y es que debido a su peso, volumen y las características de Uribe en varios locales de cremación no se les pudo dar el servicio a los familiares. Incluso se manejaba que para poder hacerlo, se tendrían que realizar algunas disecciones, lo que implicaría una multa millonaria.

El abogado de la familia, Gerardo Lluna, informó que con la ayuda del gobierno de Nuevo León, finalmente se pudo conseguir un crematorio en la carretera a Saltillo.

“Imagino que se va a hacer una excepción a las relgas normales que se llevan para la cremación y nos acaban de dar la noticia de que ya está autorizado, particularmente (con la ayuda) del gobernador directamente”, dijo el abogado.

En fotografías publicadas por la agencia de noticias EFE, se muestra que el cuerpo sin vida de Uribe era trasladado en un camión, algo que ya se hacía cuando Manuel estaba vivo y necesitaba salir.

Las cenizas serán entregadas a sus familiares en una funeraria de Monterrey. Se espera también, la realización de una misa para pedir por su eterno descanso.