•   Manila  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Michelle, Walter, E.J. y Daniel son la nueva atracción de un zoológico en Filipinas. Pero no por ser animales exóticos, sino porque ahora son la competencia de los spa.

El zoológico filipino Cebu City ofrece un exótico servicio a sus visitantes, masajes hechos por nada menos que serpientes pitón.

Según medios internacionales, la idea es que los turistas se relajen con Michelle, Walter, EJ y Daniel alrededor de sus cuerpos. Es decir, 250 kilos de peligrosos animales que pueden atacar en cualquier momento.

Para tranquilizar a los posibles clientes, los funcionarios del recinto aseguran que, antes de cada sesión, cada una de las serpientes es alimentada con diez pollos, lo que evitaría en un 100% las probabilidades de que una es éstas tomara la decisión de comerse a su cliente.

Las personas solo tiene que acostarse en una cama de bambú, y el personal del zoológico trae a las serpientes, que por 15 minutos se arrastran por el cuerpo del visitante.

Antes de iniciar la sesión, las personas reciben una orientación sobre lo que deben y no deben hacer durante el masaje.

Una de las precauciones que se deben tomar es nunca gritar, porque el animal podría sentir las vibraciones e interpretarlas como si se tratara de una presa o depredador, lo que significaría un ataque inmediato. El proceso es supervisado por el personal del zoológico.