•   México  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Edición Web.

 

El mexicano Manuel Uribe, el hombre que en 2007 fue considerado el más gordo del mundo por el Guiness World Records, y quien falleciera este lunes, será cremado por decisión de su familia, según reportan los medios de México y sitios web de Estados Unidos.

“Después de un día de documentación y de buscar opciones, los allegados de Manuel Uribe resolvieron cómo iban a incinerar al mexicano”, reporta Univisión en su portal web.

Y es que debido a su peso, volumen y las características de Uribe, en varios locales de cremación a los familiares no se les pudo dar el servicio. Incluso, se manejaba que para poder hacerlo se tendrían que realizar algunas disecciones, lo que implicaría una multa millonaria.

Consiguen crematorio

El abogado de la familia, Gerardo Lluna, informó que con la ayuda del Gobierno de Nuevo León, finalmente se pudo conseguir un crematorio en la carretera a Saltillo.

“Imagino que se va a hacer una excepción a las reglas normales que se llevan para la cremación, y nos acaban de dar la noticia de que ya está autorizado, particularmente (con la ayuda) del gobernador directamente”, dijo el abogado.

En fotografías publicadas por la agencia de noticias EFE se muestra que el cuerpo sin vida de Uribe fue trasladado en un camión, algo que ya se hacía cuando estaba vivo y necesitaba salir.

Las cenizas serán entregadas a sus familiares en una funeraria de Monterrey.

Las causas de la muerte son una arritmia cardíaca y una descompensación por pérdida de líquido en las piernas.

 

Se conoció que para poder cremar a Uribe, se tendrían que realizar algunas disecciones, lo que implicaría una multa millonaria.

 

55 mil obesos mueren al año en México

Salud• Prevenir la obesidad en México, que es el país de la OCDE con mayor proporción de población con sobrepeso (más del 70%), permitiría evitar 55,000 muertes anuales, según un informe publicado ayer, que analiza qué medidas tendrían un mayor efecto de ahorro en el gasto en salud.

Los programas de prevención individual podrían impedir hasta 47,000 muertes por enfermedades crónicas, lo que unido a una estrategia integral podría llevar la cifra hasta esas 55,000, según las estimaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La organización sostiene que la mayoría de esos dispositivos costarían menos de 3,500 millones de pesos (unos 270 millones de dólares) y ahorrarían una cantidad superior en gastos en salud. Así, lo más rentable en términos financieros serían medidas fiscales: con una inversión de 37 millones de pesos se podrían recuperar 1,782 millones.

El etiquetado alimentario exigiría poner 443 millones de pesos, con un beneficio de 831 millones; la autorregulación de la publicidad alimentaria, 8 millones y 93 millones, respectivamente.