elnuevodiario.com.ni
  •   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente interino de Egipto, Adli Mansur, aseguró hoy que las elecciones presidenciales de los últimos tres días fueron "pacíficas, respetables y libres de irregularidades serias", por lo que conducen a "un futuro democrático".

En un comunicado, Mansur señaló que "el pueblo egipcio ha hecho historia de nuevo y ha dado un ejemplo" con estas presidenciales, en las que el exjefe del Ejército Abdelfatah al Sisi logró una victoria aplastante.

El mandatario destacó también el "exitoso término" del segundo paso de la "hoja de ruta", trazada por los militares tras la destitución del islamista Mohamed Mursi, que incluía la enmienda de la Constitución y la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias.

En la nota, Mansur no hace alusión a la victoria de Al Sisi, que según los datos no oficiales difundidos hasta ahora obtuvo entre el 93 y el 96% de los votos, dependiendo de si las fuentes cuentan los nulos o no.

Su único rival, el izquierdista Hamdin Sabahi cosechó un 3%, mientras que la participación se situó en un 46%, de acuerdo a estas cifras preliminares.

Mansur sí alude a los datos de que 25 millones de egipcios, de los 54 convocados a las urnas, votaron en los comicios, lo que interpreta como un "compromiso en la lucha por la libertad y por determinar quién va a dirigir la nación en un momento crítico como el actual".

Por su parte, el primer ministro, Ibrahim Mehleb, destacó que las elecciones presidenciales fueron un ejemplo y expresaron la voluntad del pueblo.

"La realidad habla por sí sola, el pueblo egipcio derrotó la derrota y superó todos los desafíos que afrontaba, por lo que construirá su patria", subrayó Mehleb, según las declaraciones difundidas por la agencia oficial Mena.

El mufti Shauqi Alam, máxima autoridad religiosa del país, expresó asimismo su "agradecimiento al gran pueblo egipcio por el "éxito de los comicios y su conclusión de manera civilizada".