elnuevodiario.com.ni
  •   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La niña colombiana de 10 años de edad secuestrada hoy en la localidad de Guachené, en el departamento del Cauca (suroeste), supuestamente por guerrilleros de las FARC, fue liberada esta noche, informó el Gobierno.

La menor Alejandra Cantoñí, hija del comandante de la Policía del vecino municipio de Padilla, intendente Víctor Cantoñí, fue dejada en Toribío, otro pueblo de la zona, donde la recogieron miembros de la Guardia Indígena que participaron en su búsqueda al igual que la Policía y el Ejército, dijo a emisoras de radio el alcalde de Guachené, Francisco Paz.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, confirmó la liberación de la menor en su cuenta en Twitter y dijo que se investiga quiénes fueron los autores del hecho, aunque el Ejército y las autoridades locales lo atribuyeron a la guerrilla de las FARC.

"Gracias a Dios, a la presión de la Fuerza Pública y a la comunidad, la niña Alejandra Cantoñí quedó en libertad. Se investiga responsables", señaló el presidente.

La menor fue secuestrada por hombres armados en la mañana de hoy en la puerta del colegio Jorge Eliécer Gaitán, en Guachené, cuando llegaba al establecimiento para iniciar la jornada escolar.

El Ejército responsabilizó del secuestro a un guerrillero conocido con el alias de "Mordisco", miembro del sexto frente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que actúa en esa región.

Antes de que el Ejército responsabilizara a las FARC, el presidente Santos rechazó el secuestro de la menor y aseguró que no se ahorraría ningún esfuerzo para rescatarla.

Santos agregó que "el rapto de una niña de 10 años es un crimen que bajo cualquier perspectiva no se puede tolerar y bajo cualquier circunstancia se debe de condenar en forma tajante".

Las FARC, que concluyeron a la medianoche del miércoles una tregua unilateral de nueve días declarada con motivo de las elecciones presidenciales, anunciaron en 2012 su renuncia al secuestro como práctica extorsiva.