•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Medios internacionales destacan la noticia que protagonizó el inglés Lee Thompson, de 31 años. Este hombre logró convencer a la oficina de turismo de Brasil para poder subir hasta la cabeza del Cristo Redentor, una emblemática estatua ubicada en Río de Janeiro.

Thompson, jefe de una compañía de viajes, se sacó una 'selfie' o autorretrato cuando estaba en la cima de la emblemática estatua del Cristo Redentor.

No muchas personas están autorizadas para subir a la parte más alta del Cristo en Río de Janeiro, aunque Thompson fue capaz de ser uno de los privilegiados.

EN REPARACIÓN

La estatua estaba siendo reparada después de una tormenta eléctrica cuando a Thompson se le permitió escalar el monumento.

Le tomó casi media hora en llegar a la cima luego de subir escaleras estrechas. “Hacía mucho calor. Fue inquietantemente tranquilo y claustrofóbico”, dijo.

La estatua tiene 124 pies de alto y desde ese punto, Thompson se sacó una 'selfie' con la ciudad a sus pies.