•  |
  •  |
  • EFE

Un análisis de deuda del Foro Social de Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh) señala que en este país surgieron dos millones de nuevos pobres entre 2000 y 2013, pesea una inversión en el período de más de 307,000 millones de lempiras (unos US$15,350 millones) para reducir la pobreza.

Según el estudio del Fosdeh, realizado en 2013 y difundido esta semana, las políticas públicas para reducir el flagelo de la pobreza han fracasado, porque en trece años se redujo en menos del 1%.

“Eso significa de una manera contundente que ha fracasado la política pública para resolver este problema, a pesar de que hemos gastado mucho dinero” en la Estrategia para la Reducción de la Pobreza, indicó a Acan-Efe el director del Fosdeh, Mauricio Díaz.

Incumplen

El informe del organismo, recogido en 16 de los 18 departamentos de Honduras, supone que el país centroamericano no cumplirá con el objetivo de haber reducido la pobreza al año 2015, a lo que se había comprometido con la comunidad internacional al iniciar el siglo XXI.

La pobreza es un flagelo que afecta a más del 65% de los 8.5 millones de hondureños, que además sufren los efectos de otros problemas graves como la violencia, que a diario deja un promedio de quince muertos, según la Secretaría de Seguridad.

El desempleo afecta a unos dos millones de hondureños, mientras que los pobres suman unos cinco millones, según fuentes públicas y privadas.

Otros problemas

La mayoría de los hondureños también son víctimas de deficientes sistemas de salud y de educación, de mala distribución de la riqueza, de bajos salarios, del narcotráfico, de la impunidad y de la corrupción, entre otros problemas de vieja data.

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, quien asumió el 27 de enero pasado, ha prometido la creación de al menos 400,000 nuevos empleos en sus cuatro años de mandato, y devolver a sus compatriotas la paz y la seguridad que han perdido en la última década.

También ha reiterado que no permitirá la impunidad ni la corrupción, y que su país cambiará mucho durante su Administración.

Una década

Pero en las promesas del actual Gobierno hay quienes no creen, porque aseguran que están cansados de venir escuchando lo mismo en administraciones pasadas.

Al margen de que los hondureños crean o no en los ofrecimientos del Ejecutivo, los problemas son latentes y no se resolverán en unos cuantos años, sino que probablemente en una década, comentó Díaz.

El director del Fosdeh lamentó que los programas sociales desde el Gobierno no se hayan venido ejecutando de la mejor forma, ya que según el estudio hecho en 2013, se ha descubierto que el Bono 10,000 (US$500) que el Estado ha venido entregando, ha favorecido a muchas familias que no son pobres.