elnuevodiario.com.ni
  •   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una vez pasado el primer momento de sorpresa, españoles, ya sean pro monarquía o no, y turistas consideraban este lunes que había llegado el momento de abdicar para el rey Juan Carlos, debilitado por sus problemas de salud y los escándalos que empañaron su imagen.

"Obviamente es algo que tenía que pasar. El rey es mayor", dijo Maria José González, que viajó desde La Coruña, en el norte de España, para visitar Madrid con una amiga.

"Lo hará muy bien [el príncipe] Felipe. Es una persona muy preparada y lo hará muy bien. Para la estabilidad de la monarquía es mejor", añadió esta mujer de 55 años, mientras trataba de ubicarse en un mapa en la céntrica plaza de Cibeles, frente al ayuntamiento de la capital.

Juan Carlos, de 76 años, que subió al trono el 22 de noviembre de 1975, dos días después de la muerte del dictador Francisco Franco, se había ganado a pulso su popularidad dirigiendo la transición de España a la democracia.

Pero sus continuos problemas de salud y una serie de escándalo como el de una cacería en Botsuana en 2012, cuando el país sufría de lleno la crisis económica, o la imputación de su hija Cristina en una investigación por corrupción que pesa desde 2011 sobre su esposo, empañaron su popularidad.

"Era hora" que el rey dejara el cargo, dijo también Cristina Álvarez, de 52 años, debido, según ella, a "la pequeña popularidad que tiene, por Urdangarin, por su edad".

Álvarez se refería a Iñaki Urdangarin, el yerno del rey implicado en un caso de corrupción que podría desembocar con el procesamiento tanto de él como de su esposa, la infanta Cristina, de 48 años.

Según un sondeo publicado en enero, un 41% de las personas encuestadas tenían una "alta o muy alta opinión" del rey, es decir, una caída de nueve puntos con respecto a un año antes.

Y una gran mayoría se pronunciaban a favor de su abdicación.

¿Monarquía obsoleta?

"Si quiere que su hijo haga algo es ahora" para dar otra imagen de la monarquía, consideró también Giuseppe Volpe, un turista italiano de Turín, de 47 años, que visita Madrid acompañado por su pareja.

"Creo que en el siglo XXI, hay que poner fin a este tipo de cosas (el caso Urdangarin) y cambiar la manera en que funciona la monarquía", añadió.

Tras la imputación a finales de 2011 del yerno del rey, la Casa Real hizo públicos los gastos de la familia real y parte de los ingresos del monarca.

Juan Carlos "se ha dado cuenta, es un hombre muy inteligente y muy dedicado a España, que su figura se ha quedado un poco trasnochada", admitió César de Lama, autor de la primera biografía autorizada del rey.

En su mensaje explicando su abdicación en su hijo Felipe, que reinará como Felipe VI, el rey Juan Carlos alegó un deseo "de renovación, de superación, de corregir errores".

"Hoy se merece pasar a la primera línea una generación más joven, con nuevas energías, decidida a emprender con determinación las transformaciones y reformas que la coyuntura actual está demandado", insistió.

Pero, algunos jóvenes, como Alejandro Ricas, un estudiante de 19 años, quieren acabar con la monarquía.

"Pienso que ha llegado su momento [del rey], pero que ha llegado también la hora de la monarquía", afirma este joven estudiante.

"La monarquía en sí está un poco obsoleta", insiste este adolescente para quien el histórico discurso con el que el rey envió de vuelta a los cuarteles a los militares golpistas, en la larga noche del 23 de febrero de 1981, no es más que un capítulo en los libros de historia.

"Me gustaría que los españoles pudiéramos elegir sobre si queremos una monarquía o una república", sentenciaba.