•   Madrid  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Deseosos de poder decidir un cambio de régimen, pero conscientes del papel político y diplomático de la monarquía, los jóvenes españoles, muy duramente golpeados por el desempleo, dudaban este martes de la perpetuidad de la Corona española bajo el futuro rey Felipe VI.

Ni gritos de revolución ni las banderas republicanas agitadas en la víspera por miles de manifestantes: en las universidades, ante una oficina de desempleo o en el barrio de negocios de Madrid, el ambiente era sereno un día después de la abdicación del rey.

Pero en un país donde el apoyo a la monarquía es históricamente volátil, numerosos jóvenes expresaban su descontento.

“Solo son gastos”

“La monarquía ahora mismo no tiene nada que ver con la gente joven. No pinta nada ahora mismo, solo son gastos”, dijo Bettina Fajardo, administrativa de 32 años ahora desocupada, saliendo de una oficina de empleo.

Sumida en la crisis desde 2008, España tiene un desempleo de casi 26%, que golpea especialmente a los jóvenes: uno de cada dos no encuentra trabajo.

Apreciado durante años por su papel clave en la transición democrática tras la dictadura franquista (1939-1975), el rey Juan Carlos, de 76 años, vio su popularidad desplomarse cuando se vio envuelto en escándalos, como un viaje para cazar elefantes en 2012 o la imputación de su hija Cristina y su yerno, Iñaki Urdangarin, en un caso de corrupción.

Mayoría republicana

“Se debería preguntar a las personas lo que piensan, porque creo que la mayoría preferiría la “República” después de los líos que ha montado aquí la Corona”, afirmó Aída Martín, estudiante de enfermería de 20 años que distribuía su currículum en busca de un empleo de verano.

 

49.9 Por ciento de los españoles apoyaban la monarquía en un sondeo publicado en enero, un mínimo histórico.