elnuevodiario.com.ni
  •   Seúl  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Samsung Electronics, Lee Kun-hee, ha comenzado a mover sus extremidades un mes después de sufrir un ataque al corazón que casi acaba con su vida, informaron hoy los médicos del hospital en el que se encuentra ingresado.

El empresario surcoreano "está moviendo poco a poco las manos y los pies", indicó a la agencia local Yonhap un doctor del Centro Médico Samsung, uno de los principales complejos hospitalarios de Seúl.

El médico también comentó que el presidente de Samsung Electronics y jefe de facto del Grupo Samsung, el mayor conglomerado de Corea del Sur, permanece despierto unas siete u ocho horas al día.

Hoy se cumple exactamente un mes desde que el pasado 10 de mayo Lee Kun-hee fuera trasladado de urgencia tras sufrir el infarto a un hospital cercano a su domicilio, donde recibió un tratamiento de reanimación cardiopulmonar (RCP).

A las pocas horas fue reubicado en el Centro Médico Samsung, donde se le practicó una operación para ensancharle las arterias y posteriormente se le sometió a un tratamiento de hipotermia, que lo mantuvo inconsciente varios días.

A finales de mayo los doctores anunciaron que el "Bill Gates surcoreano" había recuperado la consciencia y reaccionaba a estímulos externos.

El infarto del magnate desató las especulaciones sobre el futuro del Grupo Samsung, el mayor conglomerado empresarial de Corea del Sur con unos 270.000 empleados en todo el mundo, fundado en 1938 y gestionado desde entonces por la familia Lee.

El principal candidato para suceder al presidente de Samsung Electronics es su hijo Lee Jay-yong, que actualmente ocupa el puesto de vicepresidente de la compañía.

Samsung abarca, además de la electrónica, una amplia gama de sectores como industria pesada, construcción naval, productos químicos o servicios financieros, médicos, de turismo y entretenimiento.