•  |
  •  |
  • END

SANTO DOMINGO / AFP

Un agente policial murió ayer martes a balazos y otros dos resultaron heridos en el norte de República Dominicana, en medio de protestas callejeras por las largas y frecuentes interrupciones del servicio eléctrico, informó la Policía.

El jefe policial Rafael Guillermo Guzmán indicó que el agente Antonio Joan Medina fue baleado cuando patrullaba en la madrugada en Navarrete, 180 km al noroeste de Santo Domingo, donde se producen movilizaciones callejeras por los apagones de hasta 18 horas.

“Miembros subversivos, atentando contra la paz y el orden en la República y que pretenden seguir estos movimientos, ya han causado un muerto de la Policía Nacional”, declaró Guzmán en Santo Domingo.

Navarrete, escenario de quemas de neumáticos y de varias balaceras, reclama el cese de los apagones, el arreglo de las calles y otras obras públicas, en una jornada de lucha convocada por el Frente de Lucha Unidad y Progreso y el Frente de Lucha Jesús Diplán.

En Santiago, la segunda ciudad del país, 155 km al noroeste de Santo Domingo, también hubo incidentes en los que resultaron heridos dos policías y un civil, y al menos cinco manifestantes detenidos, según la Policía.

Uno de los agentes fue herido de un disparo en la cabeza y el otro fue baleado en una pierna.

Estos disturbios se suman a una serie de más de 15 días de protestas dispersas en Santo Domingo y el resto del país, por una crisis en la generación de energía eléctrica.

Las empresas de generadores alegan falta de combustibles por las deudas de más de 400 millones de dólares que tiene el gobierno con ellas, mientras las autoridades anuncian paliativos como el alquiler de plantas flotantes y la solicitud de préstamos internacionales para pagar a las compañías.