•   Sao Paulo, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía brasileña dispersó ayer con botes de gas lacrimógeno a un grupo de huelguistas que intentaba bloquear el acceso a una de las estaciones del metro de Sao Paulo, cuyos empleados completaron cinco días de huelga a solo tres días del inicio del Mundial de fútbol Brasil 2014 en esta ciudad.    

Los trabajadores en huelga se manifestaron la madrugada de ayer ante la estación “Ana Rosa”, e intentaron bloquear el tránsito por una importante calle aledaña con hogueras que alimentaron con basura y madera.       

Los agentes del Batallón de Choque de la Policía Militarizada del estado de Sao Paulo dispersaron a los manifestantes.

70 detenidos y liberados


El tráfico permaneció bloqueado hasta que los bomberos apagaron los focos de fuego y recogieron el material que ardía en medio de la calle.       

La Policía detuvo a 70 empleados del Metro de Sao Paulo que participaban en la manifestación, aunque luego fueron puestos en libertad sin cargos, según el presidente del Sindicato de
Trabajadores del Metro, Altino Prazeres.       

La Policía también usó gases lacrimógenos para dispersar a un grupo de estudiantes que pretendía juntarse a los huelguistas para manifestar su apoyo a los paros.
       
Despiden a 60


Los trabajadores del metro decidieron el domingo mantener por tiempo indefinido la huelga, que comenzó el pasado jueves, a pesar de que la Justicia de Trabajo la declaró ilegal por considerarla "abusiva".       

Tras la decisión judicial, el Gobierno del estado de Sao Paulo anunció ayer el despido de 60 trabajadores que se negaron a regresar a sus puestos de trabajo pese a la declaración como ilegal de la huelga.       

El gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, también ordenó el envío de refuerzos policiales a todas las estaciones del metro para garantizar la seguridad de los empleados dispuestos a normalizar sus actividades.

Pese a la huelga, dos de las cinco líneas del metro operaban ayer normalmente en tanto que en las otras tres los trenes circulaban, pero no todas las estaciones estaban abiertas.

Hasta la víspera


Los trabajadores del metro decidieron anoche suspender su huelga hasta el miércoles, víspera del inicio del Mundial, cuando será realizada una nueva asamblea para discutir el rumbo que tomará el sindicato.

Según acordó el sindicato en una asamblea realizada tras el fracaso de las negociaciones con el Gobierno, los empleados volverían al trabajo anoche, pero afirman que podrán retomar la huelga el jueves 12 de junio, fecha del partido inaugural en el Arena Corinthians de Sao Paulo entre Brasil y Croacia.

También los Sin Techo


El Movimiento de los Trabajadores Sin Techo, MTST, anunció ayer que llevará a cabo protestas "menos intensas", y descartó manifestaciones durante el partido inaugural del Mundial de fútbol, el próximo jueves en Sao Paulo, después de que el Gobierno brasileño decidiera aceptar algunas de sus demandas.       

"Las movilizaciones serán menos intensas porque nuestras reivindicaciones fueron acogidas. Pero el MTST estará en la Cámara presionando a los concejales para la aprobación del Plan Director", comentó el coordinador del movimiento, Guilherme Boulos, en referencia al plan que define el crecimiento de la ciudad los próximos años.       

Los Sin Techo, que desde hace décadas luchan por el acceso digno a la vivienda, se reunieron con representantes del Gobierno federal y del ayuntamiento de Sao Paulo para discutir varios aspectos que el movimiento viene reivindicando con fuerza en las últimas semanas.        

A tres días del comienzo del Mundial, el MTST afirmó, además, que no tiene previsto realizar manifestaciones durante el partido inaugural del 12 de junio en el estadio Arena Corinthians.