elnuevodiario.com.ni
  •   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Fiscalía de Fraudes de Costa Rica realizó hoy una serie de allanamientos en la Caja Costarricense del Seguro Social, CCSS, en un hospital y en una empresa privada, como parte de una investigación sobre un presunto fraude de 2.3 millones de dólares en perjuicio del organismo público de salud.

"Las pesquisas se centran en determinar si la empresa Synthes gestionó fraudulentamente un cobro de 2.3 millones dólares ante el (estatal) Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia, mediante un total de 1,022 facturas" de productos ortopédicos, explicó el Ministerio Público en un comunicado.

Los allanamientos tienen como fin localizar pruebas sobre los aparentes cobros fraudulentos realizados por la empresa entre el 2010 y el 2011.

"Dentro de la investigación preliminar se han logrado establecer irregularidades, como por ejemplo que los pacientes a los que supuestamente se les practicó el procedimiento osteosíntesis no existen, o pacientes que en realidad nunca fueron operados", indicó el Ministerio Público.

La osteosíntesis es un tratamiento quirúrgico de fracturas que son reducidas y fijadas en forma estable mediante la implantación de dispositivos como placas, clavos, tornillos, pines, alambres y agujas.

La Fiscalía informó que los delitos que se investigan son estafa y tentativa de estafa, pero no señaló nombres de personas sospechosas.

Los allanamientos de este martes se realizaron en la oficina de la empresa Synthes Costa Rica, las oficinas de jefatura de cirugía, dirección médica, jefatura de archivo, proveeduría, secretaría de consulta externa del servicio de ortopedia y jefatura de ortopedia del Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia.

Además en las oficinas del departamento de auditoría y bodegas, área de evaluaciones de insumos y la gerencia de logística de la CCSS.