•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, reafirmó hoy que no dará tregua al crimen organizado y la violencia que afecta a El Salvador, por lo que utilizará toda la fuerza del Estado.

"Vamos a combatir la inseguridad, combatiremos las extorsiones, trabajaremos para prevenir asesinatos, no le daremos tregua al crimen organizado, lucharemos en contra de la violencia, merecemos vivir en un país en paz, en armonía y con justicia"; dijo Sánchez Cerén.

El mandatario realizó estas declaraciones durante su discurso de traspaso de mando del nuevo director de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Ramírez Landaverde, quien desde el 2009 fue subdirector de esta entidad.

Sánchez Cerén reiteró que durante su administración de cinco años, que inició el 1 de junio, hará el "uso legítimo de la fuerza por parte del Estado" para combatir la violencia que afecta su país.

Aunque aclaró que el uso de la fuerza será "como último recurso y no como la forma de solución inmediata a los conflictos sociales".

"Como la violencia tiene origen multicausales, nosotros implementaremos un enfoque integrador, con las políticas públicas y sociales, donde (...) el enfoque integral de las diferentes políticas sociales para enfrentar el problema de la violencia y delincuencia desde una perspectiva multidimensional e interinstitucional", añadió sin abundar en detalles.

También, mandó un mensaje de solidaridad a todas la víctimas de la violencia de este país centroamericano y pidió a la población no dejar "que la violencia y el miedo venzan a la esperanza y a la alegría".

El Gobierno tiene previsto crear el "Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana que estará bajo mi responsabilidad", indicó sin dar detalles.

Sánchez Cerén hizo la entrega simbólica del mando de la PNC a Ramírez Landaverde en un acto protocolario realizado en el cuartel central de esta entidad, ubicado en el centro de San Salvador.

El nuevo director policial sustituye a Rigoberto Pleités Sandoval, que estuvo en ese puesto desde mayo del año pasado.

La subdirección de la PNC la asumió hoy el comisionado Howard Augusto Cotto, quien desde junio de 2012 fue director ejecutivo de la Comisión Nacional Antidrogas de El Salvador.

El Salvador es uno de los países más violentos de Centroamérica con un promedio diario de "10 homicidios", indicó Ramírez Landaverde.

Detalló en conferencia de prensa que una de sus prioridades será "mantener una tendencia positiva a la reducción de forma gradual (de los asesinatos)".

El Instituto de Medicinal Legal (IML) señaló, el 27 de mayo, que que el promedio diario de homicidios en el país es de 14,3.