elnuevodiario.com.ni
  •   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno hondureño prepara albergues para recibir a unos 13,000 niños que serán repatriados desde Estados Unidos, donde se encuentran detenidos tras haber ingresado ilegalmente en busca de sus padres, anunció este miércoles la Dirección Nacional de la Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf).

"Se están preparando las condiciones necesarias en los albergues (...) para poder prever cuánta capacidad se tiene, la logística que se necesitará para proveer de alimentos, medicina, vestuario" a los menores cuando sean repatriados, explicó en rueda de prensa la jefa del Dinaf, Loli Salas.

La funcionaria agregó que el gobierno, consciente de la problemática que afrontan aproximadamente 13,000 niñas, niños y adolescentes hondureños que viajaron en busca de sus padres y fueron abandonados por los coyotes (traficantes de indocumentados), "ha integrado una comisión con el objeto de reubicarlos en sus hogares" cuando regresen.

La comisión, encabezada por la esposa del presidente Juan Orlando Hernández, Ana García, se trasladará el domingo próximo a Estados Unidos para repatriar a los niños que regresarán, en una fecha no definida, por el aeropuerto de San Pedro Sula, segunda ciudad del país.

Autoridades alarmadas por migración de menores

La semana pasada, las autoridades hondureñas reaccionaron alarmadas porque miles de menores que migraron huyendo de la violencia permanecen detenidos en Estados Unidos, donde han tenido que habilitar albergues hasta en unidades militares.

En embajador de Tegucigalpa en Washington, Jorge Milla, habló hasta de 60,000 menores que se fueron acumulando en albergues de diferentes zonas de Estados Unidos, luego de entrar por Texas y Arizona procedentes de México, unos en busca de sus padres y otros huyendo de la violencia en su país.

Según Milla, un promedio diario de 60 a 70 niños hondureños -aunque también hay salvadoreños y guatemaltecos- ingresan a Estados Unidos después de una travesía peligrosa, sobre todo en México, y la mayoría de ellos ha caído en manos de Migración, que ha tenido que ubicarlos en refugios mientras se produce la repatriación.

El problema será objeto de discusión en un encuentro que sostendrá en Guatemala el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, con los presidentes de Guatemala y El Salvador y un alto funcionario hondureño.