elnuevodiario.com.ni
  •   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El nuncio papal en Irak y Jordania, Giorgio Lingua, afirmó hoy que la paz en territorio iraquí "está en grave peligro", si bien consideró que una intervención militar internacional "sería una catástrofe".

En una entrevista en la Radio Vaticana, Lingua abogó por "poner fin a los enfrentamientos" y propuso la creación de "una mesa de negociaciones que incluya a todas las fuerzas combatientes".

Del mismo modo, el diplomático de la Santa Sede pidió el "desarme de la población" y proseguir por la "vía del diálogo".

"La paz está en grave peligro: hay riesgo de un enfrentamiento sectario. Para mí, una intervención militar sería una catástrofe, como siempre. Hace falta el sentido común, líderes con ideas deseosos de implantar el bien común y no solo el bien de una parte", aseveró.

Preguntado sobre la situación de los cristianos en Irak, el nuncio explicó que "aparte de la gran aprensión y miedo que hay en todos, la comunidad cristiana no está siendo directamente atacada".

"He podido saber, de hecho, que las fuerzas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) han ido a ver al obispo de Mosul, de la Iglesia sirio-católica, para preguntarle si pueden serle útiles. Esto, de algún modo, tranquiliza, porque no hay intención de atacar ni a la población ni a los cristianos", dijo.

No obstante, Lingua puntualizó que, por otra parte, esta actitud y postura del EIIL "quizá sea algo todavía más preocupante, porque puede significar que hay una estrategia oculta detrás".

"Mi esperanza es que se depongan las armas y que nos sentemos todos a dialogar para encontrar una solución que satisfaga a todos. Pido a los fieles que recen para que cese la situación actual", concluyó.