•   San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La reunificación familiar apegada a las leyes de Estados Unidos es la “mejor opción” para los miles de niños inmigrantes centroamericanos en ese país, dijo ayer el representante de Unicef en El Salvador, Gordon Jonathan Lewis.

El Salvador, Honduras y Guatemala, de donde procede la mayoría de esos menores, deben crear garantías y condiciones socioeconómicas “para que los niños no tengan que tomar esa triste decisión de salir de sus países”, subrayó Lewis en entrevista con Acan-Efe, en la que remarcó que ese viaje a Estados Unidos “es peligrosísimo”.

El representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, admitió que, como han advertido autoridades de Estados Unidos, muchos menores detenidos en ese país tendrán que ser repatriados, lo que debe hacerse, enfatizó, respetando sus derechos.

Más de 43,000 niños centroamericanos, según datos de Estados Unidos, han llegado entre 2011 y mayo de este año a ese país, y cientos de ellos se encuentran detenidos en albergues producto de un fuerte aumento del flujo en los últimos meses.

Gobiernos preocupados

Según Lewis, la cantidad de menores inmigrantes centroamericanos “hasta mayo sobrepasa ya los 47,000, con estimativas de que puedallegar a 60,000 o 70,000 al cierre del año fiscal 2014”.

Explicó que actualmente “la preocupación fundamental” para ElSalvador, Guatemala y Honduras son “los aproximadamente 1,200 a1,400” menores que están en albergues, unos 379 de ellos salvadoreños.

El funcionario internacional expresó “satisfacción”porqueEstados Unidos haya reaccionado “movilizando las diferentesentidades del Gobierno federal” para atender esta “emergencia decarácter humanitario”.

Unicef ha insistido en que se brinde a esos menores asistenciahumanitaria, protección integral y respeto de sus derechos, señaló.

La reunificación

Lewis apuntó que “la reunificación familiar es la mejor opciónpara todos estos niños”.

Pero reconoció que esta opción solo será posible cuando “lasituación de niños caso por caso pueda justificar (...) unareunificación familiar con sus parientes que están en EstadosUnidos, dependiendo del cumplimiento con las leyes de ese país”.

“Evidentemente, en determinado momento se tendrá la opción de unarepatriación, una deportación, dependiendo del caso individual decada uno de estos niños”, admitió, e insistió en que se les debe “respetar la dignidad” y dar “protección integral”.

Lewis consideró que el drama de los menores inmigrantes que sevan para Estados Unidos, solos o con traficantes de indocumentados, “no solamente es resultado de un problema coyuntural”.

Varios factores

Esta situación surge de “la combinación de una serie de factoresdesatendidos a lo largo de muchas décadas, que ahora se estánuniendo para crear lo que se llama una tormenta perfecta”, planteó.

Indicó que el llamado de sus padres y la violencia, sobre todo delas pandillas, son las principales causas que empujan a muchosmenores a irse para Estados Unidos, además de factores estructuralescomo la pobreza y la desigualdad.

También advirtió de que traficantes de indocumentados propicianesa migración de menores.

Hay “una información no muy fidedigna ni muy correcta que estásiendo manejada y manipulada por los ‘coyotes’, de que estos niñosserían sujetos de una cierta amnistía por (...) la reformamigratoria en Estados Unidos. Evidentemente, ese no es el caso”,aseveró.