•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Iglesias guatemaltecas aglutinadas en el Consejo Ecuménico Cristiano llamaron este miércoles a la unidad de las fuerzas sociales del país, a fin de defender el medio ambiente de las tendencias "depredadoras del actual sistema consumista".

"Creemos que a las iglesias nos corresponde evidenciar las características depredadoras del actual sistema consumista y acompañar la resistencia de los pueblos por defender sus derechos económicos, sociales, culturales y ambientales", afirmó en rueda de prensa el pastor luterano José Álvarez.

De acuerdo con el Consejo Ecuménico, Guatemala sufre hoy las consecuencias de un grave daño ambiental producto de la contaminación, la basura, los incendios forestales, la tala inmoderada de bosques, la explotación minera y en general de todos los recursos naturales.

"Vemos con profunda preocupación cómo la realidad del desequilibrio ecológico y climático en nuestro país se suma a los signos de muerte que, junto a la violencia en todas sus manifestaciones, amenaza la vida de miles de familias guatemaltecas", agregó Álvarez.

"Es precisamente ése el signo más profundo y grave de las implicaciones morales inherentes a la cuestión ecológica: la falta de respeto a la vida", sentenció el pastor.

El foro también hizo un llamado a encaminar acciones preventivas en las áreas proclives a heladas, sequía, inundaciones, derrumbes y deslaves de terrenos, para salvaguardar la vida de las familias que han sido obligadas, por la pobreza, a vivir en esas zonas vulnerables.

"Es urgente vincular la ecología con el desarrollo socioeconómico, manejar en forma sostenible los recursos naturales para mejorar la calidad ambiental, así mismo desarrollar una política educativa nacional de protección y respeto a los recursos naturales, para eliminar actitudes negativas hacia el ambiente", recalcó.