•   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente electo Barack Obama continúa su proceso para conformar un nuevo gobierno, y este miércoles nombró enviados a la reunión del G20 e instaló equipos evaluadores que recorran la burocracia estadounidense, con el fin de cambiar rápidamente el rumbo del país tras asumir el 20 de enero.

El equipo de transición demócrata recorrerá más de 100 departamentos y agencias recabando datos para lanzar nuevas políticas tan pronto como Obama asuma.

"Esto es parte de nuestro compromiso de hacer la transición más abierta y transparente de la historia", dijo Podesta, que afirmó que el equipo de transición empleará unas 450 personas en Washington y en Chicago -la ciudad donde vive Obama- con un presupuesto de 12 millones de dólares.

Además, Obama nombró el miércoles a la ex secretaria de Estado Madeleine Albright y al congresista republicano Jim Leach para que los representen ante los líderes del G20 este sábado.

Leach y Albright "estarán disponibles para todas las reuniones no oficiales con las delegaciones visitantes", informó el texto del equipo de transición de Obama. La cumbre de este sábado reunirá a las 20 principales economías mundiales en Washington para analizar respuestas a la crisis económica.

Por otra parte, el equipo de Obama desmintió este miércoles que el ex secretario de Estado Warren Christopher, que trabajó con Bill Clinton, participe de la transición como afirmó la cadena CNN.

"Christopher es muy respetado en Estados Unidos y en la comunidad internacional. Sin embargo, no juega ningún papel en el proceso de transición" con el gobierno de George W. Bush, dijo el equipo de Obama en un comunicado.

CNN había dicho que Christopher y el ex senador demócrata Sam Nunn fueron designados para encabezar los equipos de transición para los departamentos de Estado y Defensa respectivamente.

Christopher fue el jefe de la diplomacia estadounidense entre 1993 y 1997, y Nunn representó al estado de Georgia en el Senado entre 1992 y 1997.

Entre los nombres que baraja la prensa como posibles secretarios de Estado figuran el ex candidato presidencial John Kerry y el gobernador de Nuevo México Bill Richardson. Además, la prensa especula con que Obama mantendrá en su cargo al actual secretario de Defensa, Robert Gates.

Pero hasta ahora la única designación oficial fue la de Rahm Emanuel como jefe de Gabinete.

En tanto, el diario The Washington Post indicó este miércoles que el actual director de Inteligencia Nacional y el jefe de la CIA serán reemplazados al llegar el nuevo gobierno a la Casa Blanca.

Los demócratas se oponen a mantener en sus cargos al actual director de Inteligencia Nacional, Mike McConnell, y al director de la Agencia Central de Inteligencia, Michael Hayden, indicó el periódico, que citó fuentes que no identificó.

El motivo: ambos apoyaron públicamente algunas de las políticas más controvertidas del gobierno de Bush, como la utilización de violentos interrogatorios --considerados tortura por organizaciones de DDHH-- a sospechosos de terrorismo.

Un legislador demócrata que integra la comisión de Inteligencia del Senado dijo al Post que hay "consenso" para sacar a ambos funcionarios, aunque ellos pretenden seguir en el cargo.

Entre los nombres que se barajan para reemplazarlos figuran los del senador republicano Chuck Hagel y el ex funcionario de la CIA John Brennan.

Mientras se mantiene la expectativa por sus colaboradores, Obama genera una ola de confianza entre los estadounidenses sobre que va a mejorar la economía, el gobierno y las relaciones interraciales, según un sondeo publicado este miércoles, una semana después de su histórica elección.

El 70% de los estadounidenses cree que la economía del país va a mejorar durante la presidencia de Obama, contra 11% que no lo cree, según el sondeo, de la universidad Quinnipiac.

"Los estadounidenses tienen expectativas excepcionalmente fuertes en relación a Obama. Más de la cuarta parte cree que será un gran presidente y más de un tercio piensa que será por lo menos un buen presidente", explicó Maurice Carroll, director del instituto de sondeos de la Universidad Quinnipiac.