•  |
  •  |
  • END

afP / BAGDAD

Un militar iraquí de 21 años mató a dos soldados estadounidenses e hirió a otros seis este miércoles en Mosul, en el norte de Irak, pero el Ejército de Estados Unidos y el Ministerio de Defensa iraquí diferían sobre las circunstancias del incidente.

Este episodio, sumamente raro desde la invasión estadounidense de 2003 y la creación de un nuevo Ejército iraquí que coopera con los soldados estadounidenses, es el segundo desde el comienzo del año en Mosul, un bastión de Al Qaida situado 370 km al norte de Bagdad.

Según el portavoz del Ministerio de Defensa iraquí, general Mohammed Al-Askari, y el general Mark Hertling, comandante de las operaciones de la coalición en el norte del país, un soldado iraquí abrió fuego contra soldados estadounidenses en el centro de Mosul.

“Hubo un altercado, cuyas causas desconocemos, entre el soldado Barzan Mohammed Abdala al-Hadidi, de 21 años, y un soldado estadounidense” durante un patrullaje, declaró Askari a la AFP por teléfono.

“Cuando se detuvieron en la calle, el soldado iraquí disparó”, matando a dos soldados e hiriendo a seis.


Fue abofeteado
Poco antes, una fuente del Ministerio del Interior había asegurado a la AFP que el militar iraquí había disparado contra la unidad estadounidense después de haber sido abofeteado por un soldado norteamericano.

“Durante un patrullaje con el Ejército iraquí, un soldado iraquí abrió fuego hacia las 13H00 (10H00 GMT) contra soldados estadounidenses en el barrio de Al Zijili, matando a al menos a dos soldados e hiriendo a otros”, declaró una fuente del Ministerio del Interior.

“El soldado iraquí murió en un contraataque”, añadió el portavoz militar, que precisó que el incidente está siendo sometido a una “investigación completa”.

Interrogado telefónicamente, el general Mark Hertling negó que el incidente, que se produjo según él en un cuartel del Ejército iraquí, hubiese sido provocado por una disputa.

“Quiero aclarar que no hubo disputa ni insultos ni escupitajos entre las personas. De hecho, no hubo ni siquiera diálogo entre el soldado iraquí que disparó y el soldado estadounidense que murió”, aseguró el general Hertling.

“Se trata del acto aislado de un individuo que cometió un crimen”, añadió el general estadounidense, quien añadió que el soldado iraquí entró en el patio del cuartel “e inmediatamente mató a un soldado” norteamericano.