elnuevodiario.com.ni
  • Tegucigalpa, Honduras |
  • |
  • |
  • ACAN-EFE

El Programa Mundial de Alimentos, PMA, alertó hoy del "alto nivel de toxicidad" que tiene un cargamento de frijol hallado enterrado la víspera en Honduras por pobladores del oeste del país, que se llevaron parte del grano, por lo que pidió que no sea consumido.

El hallazgo el jueves de los cerca de 1,000 quintales de frijol enterrados en un predio privado ubicado en una carretera que conduce hacia el departamento oriental de Olancho se produce cuando el precio del grano, básico en la dieta hondureña, experimenta una escalada que ha obligado al Gobierno a aprobar importaciones de emergencia.

Un portavoz del PMA dijo este viernes a Acan-Efe que el frijol fue "enterrado y rociado con productos tóxicos para acelerar su destrucción", por encontrarse en "condiciones no aptas para el consumo humano y animal".

Sin precisar una fecha, agregó que el proceso lo llevó a cabo el PMA con la "autorización y supervisión" del Ministerio hondureño de Salud, luego de que pruebas de laboratorio confirmaran que el grano tenía "un alto índice de toxicidad".

En un comunicado, el organismo mundial informó de que pobladores sustrajeron el jueves una cantidad no precisada del grano de "manera ilegal", y los exhortó a que "se abstengan de consumirlo y lo destruyan inmediatamente ya que su consumo será perjudicial para su salud".

El PMA informó de que ha "reforzado" la vigilancia en el predio privado con el fin de evitar que más pobladores ingresen al lugar y "pongan su vida en peligro" al llevarse el grano para su consumo porque, reiteró, "no es apto" para ello.

El precio de la medida de cinco libras (2.7 kilos) de frijol llega a superar por estos días en Honduras las 120 lempiras (5.68 dólares), más del doble de las cerca de 50 lempiras (2.36 dólares) que costaba antes de la crisis, que el Gobierno atribuye a la especulación de los comerciantes y distribuidores.