•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El hondureño Nick Rischbieth ha sido elegido por un periodo de cinco años como nuevo presidente ejecutivo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), informó este jueves la institución.

Rischbieth, quien asumirá el cargo a partir del 1 de diciembre, sustituye al frente de esta institución centroamericana al nicaragüense Harry Brautigam, fallecido en mayo en un accidente aéreo en la capital hondureña, sede del BCIE.

La Asamblea de Gobernadores, integrada por los ministros de Economía, Finanzas, Hacienda o presidentes de los Bancos Centrales de los países socios del Banco, fue la encargada de elegir al nuevo presidente de entre una terna seleccionada a raíz de un concurso de los cinco países centroamericanos fundadores del BCIE (Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica).

Doctor en Finanzas, el nuevo presidente empezó a trabajar en el BCIE en 1995 como Tesorero y en el año 2003 fue nombrado Gerente Financiero.

En 2007, el Directorio del Banco lo seleccionó para ser Vicepresidente Ejecutivo con base a un concurso entre ciudadanos de todos los países miembros del Banco.

Entre los principales logros de Rischbieth en la institución, destacan el haber llevado al Banco al rango de grado de inversión con las principales agencias calificadoras a nivel mundial.

"El Dr. Rischbieth ha sido el promotor principal del manejo financiero prudente y la implementación de políticas financieras sólidas que han permitido un crecimiento sostenido con una mejora en los resultados a nivel de rentabilidad, capitalización y administración de riesgos de mercado", dice un comunicado del BCIE.

Además de los socios fundadores, el BCIE también cuenta con socios extrarregionales: México, Taiwán, Argentina, Colombia, España, Panamá, República Dominicana y Belice, precisa la nota de prensa.

Fundado el 13 de diciembre de 1960, el BCIE es la principal institución económica de la integración centroamericana. En el 2007, sus activos alcanzaron casi 5.000 millones de dólares y sus préstamos a la región fueron de casi 4.000 millones.