elnuevodiario.com.ni
  •   Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, presentó hoy a su homólogo ruso, Vladimir Putin, las oportunidades que su país ofrece en los sectores de infraestructura y energía y aseguró que las puertas de Brasil "están abiertas" para Rusia.

Rousseff recibió hoy a Putin en Brasilia, donde ambos revisaron la agenda bilateral antes de viajar a la ciudad nororiental de Fortaleza, donde mañana participarán en la VI Cumbre de los BRICS, que ambos países integran junto con India, China y Suráfrica.

En una comparecencia conjunta ante los periodistas, la presidenta brasileña celebró que, en el marco de la visita de Putin, fue firmado un acuerdo de intenciones mediante el cual ambos países pretenden estimular las inversiones mutuas y el comercio.

"Brasil ofrece innumerables oportunidades en infraestructuras y energía", declaró Rousseff, quien sostuvo que las puertas de su país "están abiertas" para empresas rusas que pretendan participar en las licitaciones que serán abiertas en las áreas de petróleo, puertos y ferrocarriles, entre otras.

También reiteró que Brasil y Rusia deben continuar trabajando para incrementar su comercio bilateral, que el año pasado llegó a unos 5.560 millones de dólares, una suma que ambos Gobiernos se han propuesto elevar a 10.000 millones en el futuro cercano.

Asimismo, ratificó que Brasil y Rusia acordaron profundizar su cooperación en defensa, educación, ciencia y tecnología, así como en los organismos internacionales y en especial los financieros.

"Es esencial mantener acciones coordinadas en la agenda del G20, pues será la única forma de hacer del Fondo Monetario Internacional (FMI) un mecanismo realmente multilateral y democrático", declaró Rousseff.

Sin hacer ninguna mención al caso de Crimea, Rousseff dijo que, junto con Putin, consideraron que "la escalada de conflictos en varias partes del planeta amenaza la paz y obliga a los organismos multinacionales a ser mas eficaces".

La presidenta también destacó la futura creación de un banco de desarrollo y de un fondo de reservas de los BRICS y valoró el "gran empeño" de Rusia en ambos proyectos.

"En esta coyuntura y en este mundo tan complejos, vemos a Rusia geopolíticamente integrada al sur del mundo, a un sur que reivindica su identidad" y que "aspira a un mundo de paz, desarrollo y justicia social", declaró Rousseff.