elnuevodiario.com.ni
  •   Viena  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las negociaciones para un acuerdo sobre el programa nuclear iraní aún no han encontrado "la fórmula correcta", reconoció hoy en Viena el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, quien abrió la puerta a prorrogar los contactos más allá de la fecha límite del 20 de julio.

"Tenemos que seguir trabajando con el convencimiento de que hay un camino hacia adelante", indicó Kerry, quien lamentó que los meses de contactos entre las grandes potencias e Irán no hayan servido para encontrar "la combinación o la fórmula" para un acuerdo.

El responsable de la política exterior de Estados Unidos indicó que ahora va a consultar con el presidente Barack Obama sobre la posibilidad de ampliar las negociaciones más allá del 20 de julio, la fecha límite fijada en la hora de ruta acordada entre las grandes potencias e Irán el pasado noviembre.

Kerry llegó el domingo a Viena para tratar de impulsar, junto a los ministros de Exteriores de Alemania, Francia, el Reino Unido e Irán, la fase final de las negociaciones.

El secretario de Estado reconoció que tras múltiples encuentros, incluyendo varios bilaterales con Irán, "está claro que aún queda trabajo por hacer".

Kerry regresa hoy a Washington para plantear a Obama el estado de las negociaciones y consultar el camino a seguir si finalmente no se llega a un acuerdo para el día 20, incluyendo si está justificado ampliar ese plazo.

El secretario de Estado insistió varias veces en reconocer el derecho de Irán a disponer de un programa atómico para uso pacífico, pero insistió en que quedan muchas dudas por resolver sobre si Teherán pretende o pretendió desarrollar armas atómicas.

Kerry indicó que no basta con las promesas y declaraciones de Irán sobre sus intenciones pacíficas y recordó que la misma preocupación que EEUU la comparten las otras grandes potencias y Naciones Unidas.

"No es un asunto inventado", dijo Kerry, quien recordó que durante años Irán desarrolló en secreto sus actividades nucleares y que hay sospechas y dudas sobre un posible uso militar.