•   Jerusalén  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La aviación israelí retomó ayer por la tarde sus bombardeos contra la Franja de Gaza, tras respetar durante unas horas una tregua propuesta por Egipto, pero que fue rechazada por el movimiento palestino Hamás, que controla este enclave.

Seis horas después de haber aceptado una tregua a partir de las 6:00 GMT, Israel retomó sus bombardeos contra Gaza en respuesta a decenas de disparos “indiscriminados” de cohetes, indicó el portavoz del ejército, Peter Lerner.

Una serie de bombardeos cayó sobre el enclave palestino. Según los servicios de rescate en Gaza, al menos 10 personas resultaron heridas.

Casi 200 muertos

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, había advertido ayer que en caso de ataques, Israel ampliaría su ofensiva, la cual ya ha dejado casi 200 muertos y 1,300 heridos.

“Si Hamás no acepta la propuesta egipcia, como es el caso actualmente, Israel tendrá toda la legitimidad internacional para ampliar sus operaciones militares con el fin de restablecer la calma”, dijo Netanyahu durante un encuentro con el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, en Tel Aviv.

Más de 30 cohetes han sido disparados desde las 6:00 GMT desde el enclave palestino, según el ejército.

Un ataque aéreo fue dirigido contra la ciudad de Jan Yunés, en el sur del enclave, y otro contra el barrio de Zeitun, en el este de la ciudad de Gaza.

Liberación de prisioneros

Hamás, que dice haberse enterado del plan de Egipto a través de los medios de comunicación, rechazó cualquier tregua que no incluya un acuerdo completo sobre el conflicto que lo opone a Israel.

El movimiento islamista exige el cese de los bombardeos, el fin del bloqueo a Gaza, la apertura del puesto fronterizo de Rafah con Egipto y la liberación de presos detenidos tras haber sido liberados en virtud de un acuerdo de intercambio contra un soldado israelí en 2011.

“Excluimos una tregua sin alcanzar un acuerdo. En tiempos de guerra no se pacta una tregua para luego negociar”, declaró a la AFP Fawzi Barhum, un vocero de Hamás.

El brazo armado de Hamás rechazó también la propuesta egipcia, tachada de “rendición”, y amenazó con “intensificar” su lucha contra Israel.

Consultas continúan

Sin embargo, la dirección política del movimiento islamista parecía dividida. El número dos del movimiento, Musa Abu Marzuk, basado en El Cairo, afirmó en su página de Facebook que “las consultas continuaban”.

 

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, advirtió que Israel ampliaría su ofensiva, la cual ya ha dejado casi 200 muertos y 1,300 heridos.

 

Diplomacia busca el cese de los enfrentamientos

CRISIS. Frente al deterioro de la situación en Gaza, el ballet diplomático se aceleraba ayer. El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, recomendó al Hamás a aceptar la propuesta egipcia de alto el fuego con Israel en la Franja de Gaza.

“La propuesta egipcia de alto el fuego y las negociaciones brinda la oportunidad de acabar con la violencia y restablecer la calma”, dijo Kerry.

El presidente palestino Mahmud Abas llamó a ambas partes a un cese el fuego. Está previsto que el mandatario viaje a Turquía, un aliado de Hamás, y luego a Egipto para abordar la situación de Gaza, según fuentes palestinas.

El primer ministro islamista conservador turco Recep Tayyip Erdogan acusó a Israel de haber cometido “terrorismo de Estado” y de perpetrar “una matanza” entre la población civil.

El jefe de la diplomacia alemana Frank-Walter Steinmeier comenzó ayer mismo una breve visita en Israel y en Cisjordania, donde se reunirá con Abas. La ministra italiana de Exteriores, Federica Mogherini, también llegó a Israel ayer.

La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) lamentó la destrucción masiva de casas en la Franja de Gaza.