•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Cancillería guatemalteca investiga la posible muerte de otro menor en el desierto de Arizona cuando iba hacia Estados Unidos, informó ayer una fuente oficial.

La vicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti, mencionó el caso en el marco de una entrevista en la emisora local Sonora es la Noticia, SN, junto al mandatario Otto Pérez Molina, quien abordó, entre otros, el tema de la migración de niños no acompañados a EE.UU.

Según la emisora, al parecer el menor fallecido es originario de Esquipulas, del departamento oriental de Chiquimula.

No hay confirmación

Baldetti dijo que la Cancillería no tiene confirmado este nuevo caso, pero anunció que se están haciendo las investigaciones para establecer la veracidad del hecho.

El pasado viernes fueron repatriados los restos de Gilberto Francisco Ramos Juárez, de 15 años, quien murió en el desierto de Texas cuando iba hacia Chicago, donde radica un hermano.

Ramos era originario del municipio de Chiantla, del departamento noroccidental de Huehuetenango, fronterizo con México.

Llamado a los padres

Los restos del menor fueron reconocidos por su padre, Francisco, por el número telefónico de su hermano que llevaba grabado en la hebilla de su cinturón.

El presidente de Guatemala reiteró ayer su llamamiento a los padres de familia a que no expongan a los menores a viajar solos en condiciones “inhumanas” hacia Estados Unidos.

Según el mandatario, la migración de los niños se da principalmente por la reunificación familiar.

Vio morir a uno

Entre tanto, un menor guatemalteco de 16 años que llegó ayer a su país deportado de Estados Unidos aseguró que vio “morir a una persona en el desierto”, que era su amigo y que no volverá a intentar viajar de manera ilegal al país norteamericano.

El menor, quien se identificó como Kenny Elías Mejía, arribó a Guatemala este martes tras ser deportado vía aérea de Estados Unidos junto a 130 adultos, incluidas 19 mujeres.

“Lo más duro que vi durante el viaje fue morir a una persona en el desierto. Se deshidrató y no podía caminar más, por lo que se quedó ahí”, relató Elías Mejía a Acan-Efe tras aterrizar en su país natal.

El menor precisó que el fallecido era guatemalteco también..