•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La OEA y la ONU demandaron ayer un plan regional integral para enfrentar el drama humano que supone el éxodo de menores centroamericanos hacia a Estados Unidos sin acompañantes adultos, durante una conferencia en Honduras.

“Que a todos estos niños centroamericanos que hoy están protagonizando este drama humanitario se les brinden las condiciones de protección que corresponden, junto con la búsqueda de soluciones integrales”, exigió el secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA, José Miguel Insulza, en un discurso sobre la migración de menores.

Nutrición integral

Por lo menos 57,000 menores de edad sin compañía de adultos, la mayoría de Honduras, El Salvador y Guatemala, fueron interceptados desde octubre del año pasado tras ingresar clandestinamente al país norteamericano.

El presidente Barack Obama pidió al Congreso estadounidense asignar 3,700 millones de dólares en fondos especiales para 2014 y 2015, con los cuales podrán enfrentar la crisis de los niños que llegan huyendo de la pobreza y la violencia en sus países.

Insulza destacó que la mayoría de estos niños oscilan entre 14 y 17 años de edad, y que “es necesario establecer procesos que garanticen su nutrición integral. Y en base a principios del interés superior, se les brinden las condiciones idóneas para su edad en el marco del respeto de los derechos humanos”.

A su vez, la representante de la ONU, Vidal Bruce, calificó la situación de los niños migrantes no acompañados procedentes de América Central como “una situación humanitaria urgente que afecta a decenas de miles de niños”.

“Todos los países que generan migración y los países que reciben en las Américas, deben concurrir juntos a la solución de este problema”, sugirió.