elnuevodiario.com.ni
  •   Bagdad  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos 17 combatientes insurgentes y 8 miembros de las fuerzas iraquíes y las kurdas murieron hoy y otros 28 resultaron heridos en enfrentamientos registrados en el este y el norte de Irak, informaron a Efe fuentes policiales.

Trece miembros del yihadista Estado Islámico (EI) perdieron la vida en duros choques contra las fuerzas gubernamentales iraquíes a las afueras de la zona de Al Harunia, próxima a la ciudad de Al Meqdadia, en la provincia de Diyala (noreste).

En esos mismos combates perecieron tres efectivos de seguridad iraquíes y otros cinco resultaron heridos, según las fuentes.

Además, un responsable de las llamadas Brigadas de la Revolución del '20', uno de los grupos insurgentes que lucha contra el Gobierno iraquí y que hizo lo mismo contra las tropas estadounidenses que invadieron el país en 2003, fue asesinado junto a uno de sus acompañantes cerca de la Abu Auad, también en Diyala.

En esa provincia, dos combatientes del EI murieron por el estallido de una bomba cuando intentaban ocultarla en un camino agrícola cerca de la localidad de Um al Hauali.

Por otra parte, estallaron choques entre el EI y tropas kurdas o "peshmerga" en el suroeste de la provincia septentrional de Kirkuk, rica en petróleo, donde tres soldados kurdos murieron y otros 18 fueron heridos, entre ellos el general Shirqu Fateh, jefe del primer batallón kurdo.

Las tropas kurdas tomaron la ciudad de Kirkuk el pasado mes aprovechando la desbandada militar a raíz de la ofensiva yihadista.

En el centro de la capital, dos personas perdieron la vida y otras diez sufrieron heridas por el estallido de una bomba cerca de una mezquita chií en el área de Al Shorya.

Irak vive una grave crisis desde que el pasado 10 de junio grupos insurgentes suníes se hicieron con el control de Mosul, la segunda ciudad del país, y desde allí progresaron por otras zonas del norte y el centro.

El EI declaró además el 29 de junio un "califato islámico" que abarca desde la provincia siria de Alepo a Diyala, una decisión rechazada por otros grupos rebeldes de ambos países.