elnuevodiario.com.ni
  •   Berlín  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, insistió hoy en su propósito de seguir al frente del Gobierno hasta que concluya la presente legislatura, en 2017, y dejó abierto si piensa optar a una nueva reelección.

"Cuando presenté mi candidatura a las generales de 2013 fue para toda una legislatura", afirmó la canciller en el tradicional encuentro con los medios antes de la pausa estival, orientado en esta ocasión a hacer balance de los primeros meses de su actual gobierno.

Merkel desestimó entrar en especulaciones acerca de si se presentará de nuevo para las siguientes elecciones generales, previstas para 2017, con el argumento de que no era la ocasión de abordar esa cuestión y que se definirá en su debido momento.

El semanario "Der Spiegel" afirmaba en su último número, y citaba fuentes del gobierno y de la Unión Cristianodemócrata que preside Merkel, que la canciller pensaba anunciar su retirada voluntariamente al final de la legislatura, para favorecer un relevo en sus filas.

En su comparecencia ante los medios, Merkel esquivó las sucesivas preguntas acerca de esas informaciones, inclusive una en que se le preguntaba si pensaba hacer como Philipp Lahm, capitán de la selección alemana, que hoy justamente anunció su retirada como internacional tras alcanzar el zenit y ganar la Copa del Mundo.

"Con seguridad no es algo que vaya a decidir hoy", zanjó finalmente, a otra cuestión sobre si pensaba reflexionar sobre el asunto hoy, durante las próximas vacaciones o en qué momento.

La rueda de prensa de hoy, de una hora y 45 minutos, se planteaba como un balance de los siete primeros meses de gobierno al frente de la gran coalición con los socialdemócratas.

La atención se centró inevitablemente en política exterior, tanto en el conflicto de Ucrania -donde apremió a una investigación independiente de lo ocurrido con el avión malasio-, como en Oriente Medio -donde insistió en el derecho de Israel a defenderse-.

Respecto a la política interior, rechazó que los grandes proyectos que hasta ahora ha llevado adelante su gobierno, como la reforma de las pensiones y la implantación de un salario mínimo interprofesional, sean "leyes con sello socialdemócrata", es decir, méritos de sus socios de coalición.

"Tal vez a usted se le ocurra algo", respondió Merkel, irónicamente, a la pregunta reincidente de un periodista que le cuestionó qué había hecho la canciller hasta ahora, si las principales leyes aprobadas hasta ahora llevaban el cuño de su aliado.