elnuevodiario.com.ni
  •   Berlín  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, analizó hoy por teléfono con el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, la catástrofe del avión malasio que se estrelló ayer en el este de ese país y ambos coincidieron en la necesidad de acordar un alto el fuego que permita una investigación independiente.

Merkel, según informó el Gobierno alemán en un comunicado, habló también hoy con el primer ministro holandés, Mark Rutte, a quien trasladó el pésame por los numerosos compatriotas suyos que han muerto en el siniestro; y con el primer ministro polaco, Donald Tusk, especialmente concernido por la crisis del país vecino.

Según el Ejecutivo alemán, todos los interlocutores estuvieron de acuerdo en que lo sucedido exige una investigación "independiente, rápida y exhaustiva".

"Si se confirman los indicios que apuntan a que el avión fue derribado, se presenta una grave escalada del conflicto", subrayó el Ejecutivo de Berlín.

Merkel hizo hincapié en su conversación con Poroshenko en la necesidad de acordar un alto el fuego sostenible para aclarar a fondo el siniestro y evitar más víctimas civiles, punto que compartió con ella el presidente ucraniano.

Ambos coincidieron asimismo en que Rusia debe utilizar "clara y públicamente" su influencia sobre los separatistas prorrusos que se han hecho fuertes en el este de Ucrania para dar una oportunidad a la paz.