•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La fiscalía de México prevé poner en libertad a la octogenaria 'Mamá Rosa', la fundadora del internado donde presuntamente se daban abusos graves a menores, mientras crecen las críticas al gobierno por haber "linchado" a una reconocida figura de la beneficencia.

Rosa Verduzco, fundadora hace más de 60 años del albergue La Gran Familia de Zamora (oeste), "muy probablemente" será puesta en libertad, avanzó este viernes Tomás Zerón, titular de la Agencia de Investigación Criminal de la fiscalía.

"Sería cuestión de unas horas, probablemente para el día de mañana (sábado)", señaló Zerón a la cadena Televisa.

Denuncias

Verduzco permanece vigilada en un hospital privado de Zamora (425 km de Ciudad de México) desde que el martes un operativo con el Ejército tomó el control de su prestigioso albergue a raíz de denuncias sobre retención ilegal de menores.

La mujer, cuya detención ha generado la indignación de importantes figuras políticas e intelectuales, padece de diabetes y sufrió un episodio de presión alta durante el cateo pero "ya está estable", señaló Zerón.

El funcionario aclaró que por el momento no se le ha podido tomar declaración por su estado de salud pero puso en duda que finalmente se le finquen cargos.

¿Perdió el control?

"La labor del albergue en su momento fue buena" pero ahora la señora tiene 80 años y "en el camino perdió un poco el control" de un lugar con 500 personas, consideró Zerón.

La fiscalía también tiene detenidos a otros ocho trabajadores, de los que cuatro están "vinculados" a una investigación por retenciones ilegales y probablemente lo estarán dos más, dijo el funcionario. Al menos uno de los detenidos confesó haber cometido abusos sexuales, señaló.

El funcionario defendió la necesidad del operativo en el albergue al señalar que "había niños golpeados, había niños que se encontraban encerrados en cuartos de castigos (...) eran unas prisiones".

También se defendió de las críticas que señalan que el operativo fue desproporcionado -por la intervención de soldados y de la vicefiscalía para la delincuencia organizada- y que las acusaciones contra Verduzco fueron precipitadas.

Zerón replicó que los militares no ingresaron al centro y únicamente dieron apoyo a la operación porque tienen bajo su cargo la seguridad de la convulsa región de Michoacán, a la que pertenece Zamora.

El director del hospital San José, donde está ingresada 'Mamá Rosa', denunció este viernes que es "indignante" el dispositivo de vigilancia sobre la anciana.

"En el hospital hay por lo menos entre 15 y 20 elementos de la policía federal fuertemente armados. Nunca había tenido en el interior del hospital gentes con metralletas cuidando a un enfermo", dijo el director, Alberto Sahagún, a la emisora Radio Fórmula.