•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de EE.UU., Barack Obama, recibirá el próximo viernes 25 de julio en la Casa Blanca a los presidentes de Guatemala, Otto Pérez Molina; de Honduras, Juan Orlando Hernández; y de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, para conversar sobre la llegada masiva de niños centroamericanos a la frontera sur.

“Los cuatro líderes y el vicepresidente (de EE.UU., Joe) Biden, conversarán sobre cómo reforzar nuestra colaboración para contener el flujo de migrantes indocumentados de Centroamérica a México y EE.UU.”, dijo ayer el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en un comunicado.

“Esto incluirá una discusión de cómo EE.UU. y los gobiernos centroamericanos están cooperando para promover una migración legal, segura y ordenada entre nuestros países en un espíritu de responsabilidad compartida, incluido con respecto al regreso de las unidades familiares, que comenzó esta semana para los tres países”, agregó Earnest.

Cómo trabajar

Los cuatro presidentes conversarán también sobre “cómo pueden trabajar juntos con otros miembros de la comunidad internacional para fomentar el desarrollo, el crecimiento económico y la seguridad en la región; y afrontar los factores que están causando que los ciudadanos centroamericanos emprendan el peligroso viaje a EE.UU.”.

Antes del encuentro con Obama, los presidentes centroamericanos mantendrán un almuerzo con Biden para “continuar el diálogo que (el vicepresidente) comenzó sobre este tema durante su encuentro del 20 de junio en la ciudad de Guatemala”, explicó Earnest.

El Gobierno estadounidense enfrenta una avalancha de menores inmigrantes, la mayoría de ellos procedentes del norte de Centroamérica, que ha superado los 57,000 en los últimos diez meses.